Las Provincias

Las familias del colegio 103 reclaman un espacio alternativo para los días de lluvia

El paseo de la Malvarrosa, ayer repleto de charcos. :: i. m.
El paseo de la Malvarrosa, ayer repleto de charcos. :: i. m.
  • Los padres protestan en la Conselleria de Educación y lamentan que las mejoras en la cubierta no se iniciaran antes

La paciencia de las familias del colegio 103 de Valencia se ha agotado. La de ayer fue la tercera ocasión en que sus hijos no pudieron acudir a clase este curso como consecuencia de las precipitaciones. La suspensión de la actividad la conocieron vía Ampa o por el cartel colocado en la puerta del centro, y derivó en una protesta improvisada en la sede de la Conselleria de Educación, donde organizaron, aprovechando la presencia de alumnos, una clase simbólica en la que la 'maestra' les enseñaba sintaxis con frases como «Queremos un colegio ya». A las numerosas filtraciones ayer se sumó el problema de que se iba la luz, lo que imposibilitaba cualquier actividad hasta en las aulas secas.

Los padres desplazados, explicaron desde el Ampa, fueron recibidos por representantes de la conselleria, a los que les pidieron que cuando llueva y a la espera de las obras de mejora previstas se les ceda algún local seco donde puedan permanecer los alumnos convenientemente vigilados. Hablaron de la biblioteca de Trafalgar, las Naves de Juan Verdeguer o algún otro espacio municipal o público, según Europa Press.

«Hay padres que se han tenido que coger vacaciones o que han dejado de trabajar para hacerse cargo de sus hijos. Ya se nos han hinchado las narices», criticó la presidenta, Raquel Lafarga. Eso sí, reconoció que la opción planteada es «complicada» teniendo en cuenta que los profesores, cuando llueve, «se dedican a sacar agua u objetos de las aulas», y por tanto, sería difícil que pudieran acompañar a los 400 alumnos.

La respuesta que dieron desde Educación fue que el refuerzo de la cubierta del centro para evitar filtraciones se iniciará de manera inminente en las aulas de Infantil, y que los trabajos finalizarán antes del 9 de enero. Es la misma información que trasladaron la pasada semana, tras el anterior incidente. «Podían haberlo hecho antes, como pedimos desde el principio. Se podía haber empezado tras el desalojo de septiembre, pero decían que no se podía actuar sólo los fines de semana», lamentó Lafarga. Precisamente, en Primaria, los trabajos se acometerán aprovechando los días no lectivos.