Las Provincias

Un atracador intenta acuchillar a un policía fuera de servicio en Valencia

Un atracador intenta acuchillar a un policía fuera de servicio en Valencia

  • El agente persiguió a dos delincuentes que acababan de asaltar un hotel en la avenida de Ausiàs March

  • El policía se quitó la chaqueta y la enrolló en uno de sus brazos para utilizarla como escudo

La Policía Nacional ha detenido a dos delincuentes, de 32 y 39 años de edad, que atracaron un hotel en Valencia tras intimidar con un cuchillo jamonero al vigilante y al recepcionista. Un policía que estaba fuera de servicio sorprendió a los individuos cuando salían del hotel con la cara tapada y los siguió en su vehículo particular hasta una calle cercana, donde fueron apresados por varias patrullas. Uno de los atracadores intentó acuchillar dos veces a este agente, que tuvo que recular para esquivar el arma blanca, y el delincuente aprovechó esos momentos para esconderse en su domicilio.

Los hechos ocurrieron sobre las 23.30 horas del pasado viernes. Varias patrullas de la Policía Nacional que realizaban labores de seguridad ciudadana fueron alertados por la sala del 091 para que se dirigieran al Hotel Abashiri de Valencia en la avenida de Ausiàs March, donde dos hombres que vestían ropa oscura y llevaban pasamontañas habían cometido un robo. Los atracadores se habían apoderado de unos 500 euros aproximadamente y habían salido corriendo.

Pero un policía nacional que circulaba con su coche por la zona vio a los delincuentes encapuchados, uno de ellos con un cuchillo de grandes dimensiones en su mano, en el momento que salían del hotel. El agente llamó al 091 y persiguió a los sospechosos hasta una calle cercana, donde les dio el alto tras identificarse como policía. Uno de ellos se escondió detrás de unos matorrales, pero el otro intentó asestar una cuchillada al agente y le gritó: "¡Madero de mierda! Si te acercas un palmo más te mato". El policía retrocedió unos pasos, se quitó la cazadora y la enrolló en uno de sus brazos para utilizarla como escudo. Fueron momentos de gran peligro para el agente, ya que estaba fuera de servicio y no llevaba su arma.

El violento individuo atacó otra vez con el cuchillo al policía, sin llegar a clavárselo, y luego se escondió en un edificio cercano. El agente salió corriendo detrás de él y entró también en el portal, pero no pudo alcanzarlo porque el atracador se refugió en su domicilio, donde estaban también su madre y una hermana.

Varias patrullas de la Policía Nacional llegaron al lugar en ese momento y detuvieron al otro delincuente. Estaba escondido detrás de unos matorrales con los 550 euros en una mano. También llevaba dos calcetines que había utilizado como guantes para no dejar huellas. Los policías se dirigieron entonces a la casa donde se encontraba el otro atracador. Durante cerca de 45 minutos intentaron convencerlo para que abriera la puerta, pero el individuo no quería entregarse. Finalmente, el hombre de 32 años recapacitó porque no tenía escapatoria y los agentes lo detuvieron por un delito de robo con violencia y otro de atentado a un agente de la autoridad (por intentar agredir con un cuchillo al policía que estaba fuera de servicio), mientras que su compinche fue arrestado por el robo con violencia que acababa de cometer. Los agentes que intervinieron felicitaron a su compañero por su valiente actuación. Los dos detenidos son de nacionalidad española y tienen antecedentes policiales. Ambos individuos ingresaron en prisión.