Las Provincias

Los accidentes de tráfico por animales silvestres se triplican en la Comunitat

gráfico

/ EFE

  • Los choques causados por jabalíes, ciervos o zorros se disparan y dejan ya en 770 los siniestros de circulación en el último año

El plan de choque que ultima Medio Ambiente y los cazadores de la Comunitat para atajar la plaga de jabalíes, del que informó LAS PROVINCIAS, se sustenta, en parte, en el creciente protagonismo de los animales como causa de accidentes de tráfico. Según datos de la Jefatura Provincial de Tráfico, el año pasado se registraron 770 siniestros causados por animales, con 84 víctimas. De estos accidentes, 288 fueron causados por la presencia de jabalíes en las carreteras. Los cerdos salvajes ya casi igualan a los perros por su incidencia en los percances viales.

Si analizamos la evolución en el tiempo de este tipo de accidentes en la Comunitat se observa que, en general, han crecido a lo largo de la última media década. Y la explicación es, precisamente, el incremento en aquellos causados por los animales silvestres (muy especialmente el jabalí, junto al corzo, ciervo o zorro). Así, este conjunto de habitantes de los montes aparecen hoy como detonante de 328 accidentes de tráfico, cuando hace cinco años causaban 123. Si nos fijamos en el jabalí ha pasado de originar 111 colisiones y salidas de vía en 2010 a las 288 del año pasado, con especial protagonismo en la provincia de Valencia, según Tráfico.

Pese al aumento de siniestros por jabalíes, el perro sigue a la cabeza como causante de percances en carretera. El año pasado estuvo presente en más de 300. En su caso, y a diferencia del jabalí, su incidencia es muy similar a la de hace media década, cuando causó 293. Mucho menor son los problemas que causan los caballos o los animales propios del pastoreo.

A lo largo del periodo en análisis tres personas han fallecido en este tipo de siniestros. Además, se han contabilizado más de 600 heridos en los atropellos o en las salidas de vía, como confirman las estadísticas de Tráfico. La provincia de Castellón vivió en octubre cuatro accidentes en una semana relacionados con la presencia de jabalíes en carretera. Los siniestros se produjeron en Cirat, Altura, Vinaròs y Benicarló.

Amenaza para el campo

La explosión poblacional de ejemplares silvestres como el jabalí, ciervo o corzo se centra, sobre todo, en los tres últimos años. Según los datos aportados por la Federación de Caza de la Comunitat, en el último año la cantidad de jabalíes en la Comunitat se ha incrementado un 19,5%, mientras que en el periodo de los tres últimos ejercicio se ha disparado un 112,4%, de ahí que sea, junto con el conejo, la gran amenaza de los campos de cultivo. Las poblaciones de cabras y corzos también se han incrementado. La primera ha crecido un 38% en un año (un 56,4% en los últimos tres), mientras que la segunda hace tres ejercicios prácticamente no tenía presencia en la Comunitat. En el último año se ha incrementado un 9%.

Según la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), los campos de la Comunitat sufren cada año pérdidas de 15 millones de euros por ataques de animales a sus cultivos. De entre las especies que más daño generan, el jabalí aparece ya en segundo lugar, sólo superado por el gran enemigo del sector: el conejo.

A ello hay que sumar los cada vez más habituales accidentes de tráfico que originan. En apenas un mes, las carreteras valencianas contabilizan hasta media docena.

Las medidas que van a empezar a ponerse en marcha en Valencia y Alicante ya han comenzado a impulsarse en la provincia de Castellón, según comentó el vicepresidente de la Federación de Caza, de ahí que sea un modelo que creen que puede funcionar en las otras dos provincias. En esta línea, y también tras la prueba piloto de Castellón, el Consell extenderá a Valencia y Alicante el sistema de mediación entre agricultores y cazadores. Este modelo empezará a funcionar en breve en la comarca de la Vall d'Albaida, especialmente afectada por los conejos de monte.