Las Provincias

La conductora que causó la muerte de su bebé triplicó la tasa de alcohol

El coche siniestrado junto a la bionda torcida por el fuerte impacto. :: consorcio de bomberos de castellón
El coche siniestrado junto a la bionda torcida por el fuerte impacto. :: consorcio de bomberos de castellón
  • La mujer sufrió el accidente en un tramo recto de la AP-7 en Vinaròs cuando circulaba ebria y sin carné

El alcohol y la muerte se dieron la mano en un accidente de tráfico que se cobró la vida de un bebé en Vinaròs. La Guardia Civil de Tráfico detuvo el miércoles a una mujer de 36 años por causar la muerte de su hijo, que tenía cuatro meses de edad, al colisionar contra la bionda de la AP-7 el Alfa Romeo que conducía en estado de embriaguez y sin carné. El siniestro tuvo lugar en la madrugada del 30 de octubre en un tramo recto de la autopista, concretamente en el punto kilométrico 350 en el término municipal de Vinaròs.

La conductora del vehículo, cuya identidad responde a las iniciales M. J. B. V., resultó herida grave y fue rescatada por un equipo de bomberos tras quedar atrapada en el turismo. Una ambulancia del SAMU trasladó a la mujer con urgencia al Hospital de Vinaròs, donde estuvo ingresada varios días mientras se recuperaba de las lesiones que sufrió. La Guardia Civil de Tráfico no pudo realizarle la prueba de alcoholemia con un etilómetro debido a su grave estado, pero pidió que le extrajeran una muestra de sangre en el hospital.

Tras el correspondiente análisis, la conductora triplicó la tasa máxima permitida de alcohol en sangre, por lo que fue detenida por un delito de homicidio por imprudencia grave. Según informaron fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón, la mujer cometió también un delito contra la seguridad vial al carecer de permiso de conducir.

Un equipo de atestados del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Castellón se hizo cargo de las diligencias de investigación para determinar las causas del accidente. Los agentes inspeccionaron de forma minuciosa el Alfa Romeo siniestrado y la calzada. El bebé, que nació el 3 de julio de este año, viajaba en una silla de seguridad en el asiento delantero derecho, junto a su madre, en la parte del vehículo que sufrió más daños tras el choque contra la bionda metálica.

El accidente tuvo lugar minutos después de la medianoche en sentido hacia Barcelona. Todo parece indicar que la conductora perdió el control del coche por una distracción mientras conducía bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Las diligencias fueron remitidas al Juzgado de Instrucción número 5 de Vinaròs. La mujer detenida quedó en libertad con cargos tras ser interrogada por la Guardia Civil de Tráfico. Los agentes le leyeron sus derechos y le informaron también de su procesamiento por los graves delitos que presuntamente cometió.

El 43% de las personas fallecidas el año pasado en las carreteras españolas habían consumido alcohol, drogas o psicofármacos, según la memoria de 2015 del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses. Este porcentaje representa un repunte del número de víctimas que dieron positivo en este tipo de sustancias respecto al informe de 2014.