Las Provincias

Confiscan 98 botes de tinta con una sustancia cancerígena en estudios de tatuaje

Dos agentes revisan las etiquetas de varios botes. :: guardia civil
Dos agentes revisan las etiquetas de varios botes. :: guardia civil
  • La Guardia Civil de Sagunto interviene productos que utilizaban en los establecimientos a pesar del riesgo que suponen para la salud

La Guardia Civil ha intervenido 98 botes de tinta sin homologar en varios establecimientos dedicados a realizar tatuajes en la provincia de Valencia. La mayor parte de este material es de una marca cuyo contenido esta declarado como un riesgo para la salud, ya que contienen «tintes azoicos que liberan aminas aromáticas clasificadas como sustancias cancerígenas», según informó ayer el instituto armado en un comunicado.

En el marco de la operación 'INK', la Guardia Civil ha intervenido 98 botes de tinta sin homologar. El operativo ha sido desarrollado por miembros de la Patrulla Fiscal y Fronteras de la Guardia Civil de Sagunto, entre los meses de septiembre y octubre, con inspecciones en diferentes establecimientos dedicados a la actividad del tatuaje en la provincia de Valencia.

Los agentes localizaron en las zonas de trabajo de los tatuadores un total de 92 botes de tinta no homologados para utilizar en personas, y todos ellos habían sido utilizados, sin que se haya podido determinar si fueron empleados en tatuajes de personas. También intervinieron otros 6 botes de diferentes tamaños que contenían tinta de tatuaje, que se encontraban sin etiquetar, por lo que no se ha confirmado su origen o marca. En total, 98 botes fueron inmovilizados en los distintos establecimientos a disposición de las autoridades sanitarias de la Generalitat Valenciana.

Las tintas intervenidas no tienen la preceptiva autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos sanitarios para la práctica del tatuaje, la micropigmentación, el piercing u otras técnicas similares, según la normativa.