Las Provincias

La falta de personal cualificado provocó la muerte de una mujer por meningitis

Hospital Virgen de la Luz.
Hospital Virgen de la Luz. / Junta de C-LM
  • Una sentencia obliga al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha a indemnizar a la familia de la fallecida, que ingresó en el hospital de Cuenca en la Semana Santa de 2010

Acudir a un hospital con un grave problema de salud justo cuando sus principales profesionales están de vacaciones puede costar la vida. Es lo que le pasó a una vecina de Poyatos de la Sierra (Cuenca) en la Semana Santa de 2010. Ahora, una sentencia obliga al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha a indemnizar a su familia con 61.644 euros por retraso en el diagnóstico y en el tratamiento de la meningitis con la que ingresó en el hospital Virgen de la Luz de Cuenca donde murió tres días más tarde.

Los hechos ocurrieron en abril de 2010, en plena Semana Santa. La mujer, de 57 años, comenzó a sentir dolores en la espalda y a sufrir una continua tos. Con el paso de los días su estado se agravó y su familia requirió los servicios de una ambulancia. El vehículo sanitario acudió al pueblo sin personal médico, únicamente con un conductor y un ATS. Después, una vez ingresó en el hospital de Cuenca, tardaron dos días en suministrarle antibióticos y en realizarle un TAC craneal ya que estos días coincidieron con sábado y domingo de Semana Santa.

Al tercer día de su ingreso hospitalario se certificó su defunción por muerte cerebral. Su familia puso el caso en manos de la asociación “Defensor del Paciente” que ha conseguido una sentencia favorable. Según la resolución judicial, hubo un “evidente retraso en los tiempos asistenciales y en el tratamiento antibiótico y una falta de medios que provocaron su empeoramiento hasta el fallecimiento”. Además, la sentencia subraya que hubo falta de personal cualificado en aquella Semana Santa, lo que supuso el abandono de pacientes graves.