Las Provincias

Detenido por amenazar a un vigilante y a una cajera tras descubrir que su madre hurtaba mercancía

  • Ambos sospechaban que una mujer que es clienta habitual del supermercado podría estar sustrayendo productos

La Policía Nacional ha detenido a un hombre acusado de amenazar de muerte a los trabajadores del supermercado que supuestamente sorprendieron a su madre sustrayendo mercancía, según ha informado la Comisaría Provincial en un comunicado.

El 12 de noviembre se recibió una denuncia en la Comisaría de Castellón en la que un vigilante de seguridad y una trabajadora manifestaban haber sufrido unas amenazas mientras trabajaban en un establecimiento de alimentación de Castellón.

Al parecer, ambos sospechaban que una mujer que es clienta habitual del supermercado podría estar sustrayendo mercancía. El día en el que se produjeron las amenazas la mujer entró al supermercado para hacer la compra y cogió varias cosas, entre ellas una cuña de jamón que había pedido en la charcutería. Al llegar a la caja no llevaba la cuña de jamón, por lo que la cajera le preguntó dónde la había dejado.

En ese momento, sacó la cuña de jamón del bolso y se la entregó a la trabajadora, por lo que el vigilante y el gerente de la tienda, en una dependencia aparte, le dijeron que sabían que esto no era la primera vez que ocurría, así que no volviese por la tienda porque, de lo contrario, avisarían a la policía.

Quince minutos más tarde, acudieron a la tienda el marido y el hijo de la mujer para hablar con el encargado. El hijo de la mujer y ahora detenido se dirigió a la trabajadora que se encontraba en la caja para supuestamente insultarla y decirle que la iba a matar, tras lo que se salió del local y se quedó junto a la puerta.

"De forma agresiva"

El vigilante salió de la tienda para hablar con él y explicarle lo ocurrido, aunque éste respondió de forma agresiva y supuestamente le amenazó de muerte. Al ver que avisaban a la policía, la familia abandonó el lugar.

Con la investigación policial, los agentes averiguaron la identidad del presunto autor de las amenazas, de 36 años y con antecedentes policiales, que ha sido finalmente detenido.