Las Provincias

Detenida una mujer en Valencia por golpear, amenazar, abusar sexualmente y robar a su expareja

  • La presunta agresora, de 33 años, vivía en casa de la víticma porque no tenía dónde ir

Agentes de la Policía Nacional han detenido en una localidad valenciana a una mujer de 33 años como presunta autora de los delitos de malos tratos en el ámbito familiar, contra la libertad e indemnidad sexual y hurto, tras presuntamente golpear, amenazar y realizar tocamientos sin su consentimiento a su expareja, otra mujer.

La víctima, que permitía a su expareja vivir en su domicilio porque no tenía donde ir, encontró la vivienda revuelta y se percató que le habían sustraído gran cantidad de ropa y zapatos, diversos perfumes, dos televisores, diversas gafas de sol, joyas y unos 6.000 euros, según ha informado la Jefatura Provincial en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron el lunes, al tener conocimiento los agentes que una mujer estaba siendo víctima de presuntos malos tratos por parte de su expareja, con la que había mantenido una relación durante tres años pero que había finalizado en el mes de abril.

Los policías averiguaron que al finalizar la relación, la víctima había permitido a su expareja vivir en el domicilio, ya que no tenía donde ir después de regresar de un viaje, y desde entonces le pedía que volviesen a ser pareja. Ante la negativa de la víctima, la supuesta agresora le insultaba, empujaba y amenazaba.

Los agentes averiguaron además que la víctima trataba de pasar el menor tiempo posible en su domicilio pero que cuando iba a salir, su expareja no la dejaba y la cogía de los brazos y "la estampaba contra la pared al mismo tiempo que le insultaba", según el comunicado.

Agresión

Durante una madrugada, cuando la víctima estaba acostada, su expareja entró en la habitación y "se puso encima de ella, le sujetó los brazos y comenzó a besarla y a tocarle sus partes íntimas", lo que le causó a la denunciante una serie de hematomas a la altura de la cadera, en la zona abdominal.

La expareja recogió sus pertenencias de la vivienda y cuando regreso su propietaria, ésta se percató de la falta de una serie de efectos, como gran cantidad de ropa y zapatos, diversos perfumes, dos televisores, diversas gafas de sol, joyas y unos 6.000 euros.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes detuvieron a la mujer de 33 años como presunta autora de los delitos de malos tratos en el ámbito familiar, contra la libertad e indemnidad sexual y hurto. La arrestada, sin antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.