Las Provincias

La policía detiene a un grupo criminal por acuchillar a un empresario chino en Manises

  • Los cuatro hombres arrestados formaron un complot para amedrentar, herir y obligar a la víctima a cerrar su bazar

Una ardua investigación de la Policía Nacional ha posibilitado la desarticulación de un grupo mafioso que extorsionó y acuchilló a un empresario chino en la puerta de un restaurante de Manises. La víctima recibió hasta siete cuchilladas en las piernas y las nalgas en lo que fue un aviso criminal para que cerrara su establecimiento.

Los violentos hechos tuvieron lugar sobre la una y media de la madrugada del 21 de diciembre de 2015 en la avenida de los Arcos en Manises. El hombre de 36 años había cenado esa noche con otros empresarios chinos en un restaurante. La víctima salió del establecimiento para subir a su vehículo y regresar a casa, pero tres individuos le estaban esperando en la calle.

Los asaltantes cerraron el paso al empresario para que no pudiera escapar y uno de ellos le asestó las cuchilladas en las piernas y las nalgas. Otro le apuntó con una pistola, según la denuncia que presentó la víctima en la comisaría de Quart de Poblet. El hombre intentó zafarse de sus agresores y entró de nuevo en el restaurante para pedir auxilio, pero los individuos lo persiguieron y continuaron el brutal apuñalamiento dentro del local. Los asaltantes actuaron con la cara descubierta y, antes de huir, amenazaron a la víctima con matarla si no cerraba su bazar. El hombre que esgrimía el cuchillo fue muy selectivo cuando cometió la agresión y no clavó el arma en zonas vitales del cuerpo del empresario. Querían herir y asustar a esta persona pero su intención no era acabar con su vida.

Según las investigaciones policiales, el móvil de la agresión era amedrentar a la víctima para que cerrara el establecimiento que regenta en la localidad de Alfafar. Al parecer, el propietario del bazar ya había recibido amenazas por parte del grupo mafioso, aunque no había cedido al chantaje criminal. Tampoco le dio la debida importancia a la extorsión ni la denunció.

Los agentes de la Policía Nacional de la comisaría de Quart de Poblet se hicieron cargo de las primeras diligencias tras tomar declaración al empresario apuñalado. Luego, el Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Valencia se hizo cargo del caso y asumió la investigación. Los agentes se encontraron con numerosas dificultades debido al hermetismo que mantiene la comunidad de comerciantes chinos sobre las agresiones que cometen sus compatriotas.

Tras vigilar a los sospechosos durante un tiempo y obtener pruebas de su participación en la extorsión y el apuñalamiento, los policías del Grupo de Homicidios detuvieron el martes en Manises y Valencia a cuatro hombres de nacionalidad china como presuntos integrantes del complot criminal. La competencia entre dos empresarios podría haber desencadenado el acuchillamiento, según las investigaciones.