Las Provincias

Un bombero dentro de la casa de Canals. :: consorcio de bomberos
Un bombero dentro de la casa de Canals. :: consorcio de bomberos

Una anciana impedida muere en el incendio de su vivienda en Canals

  • Dos vecinos y un policía local rescataron a otra mujer de avanzada edad que resultó intoxicada por inhalación de humo en el siniestro

Una anciana impedida de 88 años murió ayer por la mañana en el incendio de su vivienda en la avenida de Blasco Ibáñez en la localidad valenciana de Canals. El siniestro tuvo lugar minutos después de las 13 horas en el primer piso de un edificio de cuatro plantas, donde quedó atrapada la víctima.

Dos equipos de bomberos del parque de Xàtiva acudieron con urgencia al lugar para sofocar el fuego, pero no pudieron hacer nada para salvar la vida de Asunción, una anciana con problemas de movilidad que vivía sola. En el piso superior, otra mujer de avanzada edad y cuñada de la víctima resultó intoxicada por inhalación de humo. Un equipo del SAMU asistió a esta persona de 95 años y la trasladó al Hospital Lluís Alcanyís de Xàtiva, según informaron fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias.

El primer aviso del incendio se recibió a las 13.26 horas. El operador del 112 movilizó entonces al Consorcio de Bomberos, el SAMU, la Guardia Civil y la Policía Local de Canals. Antes de que llegaran los bomberos, dos vecinos y un policía local auxiliaron a la anciana que resultó intoxicada. Los tres hombres pusieron a salvo a esta mujer, pero no pudieron rescatar a la otra víctima. Asunción estaba atrapada en una habitación en llamas.

Dos patrullas de la Guardia Civil se movilizaron también con urgencia para asistir a las víctimas y colaborar con los bomberos en la extinción de las llamas, que se veían desde la calle. Otras siete personas fueron desalojadas del edificio sin que resultaran heridas, según informaron fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia.

La avenida de Blasco Ibáñez se llenó en pocos minutos de sanitarios, policías, guardias civiles y bomberos. Estos últimos descubrieron el cadáver de la anciana tras sofocar el incendio. El cuerpo de la mujer fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Valencia para practicarle la autopsia.

Según los vecinos, la víctima llevaba mucho tiempo sin salir a la calle debido a sus problemas de movilidad. Su hija le ayudaba a levantarse y se encargaba de las tareas domésticas. «La última vez que vi a Asunción fue hace dos años. Iba con un bastón y le costaba mucho andar», afirmó María, una vecina de la avenida de Blasco Ibáñez.

Tres heridos en otro incendio

Tres personas resultaron heridas, una de ellas con graves quemaduras, en otro incendio ocurrido el sábado por la mañana en el Camino Viejo de Llíria en la pedanía de Beniferri. El siniestro tuvo lugar sobre las nueve y media de la mañana al arder un colchón.

Un hombre de 56 años sufrió quemaduras en el 50 por ciento de su cuerpo, y su nuera y su hijo, de 19 y 20 años, respectivamente, resultaron intoxicados por inhalación de humo. Dos equipos de bomberos del parque Norte acudieron con urgencia al lugar y sofocaron el fuego, que destruyó totalmente el comedor.

El joven de 20 años sufrió también quemaduras en las manos cuando auxiliaba a su padre e intentaba apagar las llamas, según informaron fuentes del Servicio Municipal de Bomberos de Valencia. Los heridos leves fueron trasladados en la ambulancia de los bomberos al Hospital Arnau de Vilanova. Varias patrullas policiales acudieron también al lugar para colaborar con los bomberos y regular el tráfico. El herido más grave ingresó en la Unidad de Grandes Quemados de La Fe tras ser asistido por el SAMU.