Las Provincias

Una banda amenaza a la Guardia Civil de Pinoso y quema el coche de un agente

El coche quemado del agente junto a la puerta de su domicilio. :: guardia civil
El coche quemado del agente junto a la puerta de su domicilio. :: guardia civil
  • Los cinco delincuentes arrestados conspiraban para incendiar más vehículos y el cuartel ya sufrió un ataque con un cóctel molotov en 2009

Cinco miembros de una violenta banda de delincuentes fueron detenidos por amedrentar a los guardias civiles del cuartel de Pinoso y quemar el coche de uno de los agentes. Los individuos arrestados, cuatro hombres españoles de 33 años de edad y uno de 36 años, están acusados de varios delitos de atentado contra un agente de la autoridad, pertenencia a organización criminal, injurias graves, amenazas, incendio y daños intencionados.

La Guardia Civil atribuye a esta banda unas pintadas amenazantes que aparecieron en febrero en el cementerio y una vivienda de Pinoso, una localidad alicantina con cerca de 8.000 habitantes. Las pintadas amenazaban de forma explícita a un guardia civil que ha detenido a un gran número de delincuentes en los últimos años. Posteriormente, el 24 de abril, un incendio destruyó el vehículo del agente en la puerta de su domicilio. El guardia civil y su familia estaban dentro de la casa. Fueron momentos de pánico y nerviosismo. El fuego se propagó y quemó dos vehículos más. La fachada de la vivienda también sufrió daños.

Un equipo de guardias civiles especializados en investigación de incendios se desplazaron desde Valencia para inspeccionar los coches. Los agentes determinaron que el fuego había sido intencionado, por lo que las sospechas se centraron en los autores de las pintadas.

La Guardia Civil comenzó entonces a vigilar a un grupo de delincuentes que injuriaban y amenazaban a los vecinos que se cruzaban en su camino, e incluso a los guardias civiles de Pinoso, cuyo cuartel ya fue atacado en noviembre de 2009 con un cóctel molotov. Entre los cinco miembros de la banda acumulan 39 detenciones por robos, allanamiento de morada, tráfico de drogas, violencia de género, lesiones, estafa, falsificación de moneda y atentado contra la autoridad. La Guardia Civil atribuye a este grupo hasta 78 delitos cometidos de forma organizada en los últimos años.

Los investigadores averiguaron que estaban «conspirando para quemar más vehículos de los agentes del cuartel de Pinoso», según informaron fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante, con la única intención «de amedrentarlos y dificultar su labor de prevenir la delincuencia».

Pero los agentes amenazados siguen realizando su labor «con total empeño y dedicación», ya que conocen «la responsabilidad que tienen de no ceder al chantaje criminal», señalaron las mismas fuentes del instituto armado. Hace seis años quemaron hasta un coche dentro del cuartel. Los cinco hombres detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Número 2 de Novelda. Tras revisar las diligencias, se decretó la libertad con cargos para todos ellos y les impuso una orden de alejamiento del propietario del vehículo quemado. Este guardia civil pertenece a un grupo de investigación que ha resuelto un centenar de delitos en los últimos años, y por ello es odiado y amenazado por los delincuentes de la zona.