Las Provincias

Un menor malvive un mes en una nave abandonada tras fugarse de un centro de acogida

Interior de la fábrica abandonada donde malvivía el menor. :: lp
Interior de la fábrica abandonada donde malvivía el menor. :: lp
  • La Policía Local de Puçol arrestó al joven de 16 años tras intervenirle un gran número de objetos y aparatos robados en las últimas semanas

La Policía Local de Puçol arrestó el jueves por la mañana a un joven de 16 años como presunto autor de una oleada de robos cometidos en casas y comercios de este municipio de la comarca de l'Horta. El presunto ladronzuelo era buscado por la Guardia Civil y la Policía Nacional porque se había fugado hace un mes de un centro de menores de la comarca de la Costera, donde se encontraba internado en régimen cerrado, según informaron fuentes de la Generalitat Valenciana.

El joven fue localizado y detenido en una fábrica abandonada que carece de luz y agua en la zona norte de la localidad. El adolescente malvivía en la nave y ocultaba allí los objetos y aparatos que robaba para luego venderlos. El menor fue entregado a la Guardia Civil de Puçol, que se hizo cargo de las investigaciones y de los efectos recuperados en la fábrica abandonada.

Las mismas fuentes señalaron que el joven cuenta con un amplio historial de antecedentes policiales, la mayoría de ellos por robos con fuerza. Este comportamiento delictivo motivó su internamiento en un centro de una localidad de la comarca de la Costera. Los delitos que ahora le atribuye la Guardia Civil comenzaron hace aproximadamente un mes y fueron cometidos durante los días posteriores a la fuga del centro de acogida.

El método delictivo coincidía en la mayoría de los casos. El autor de los robos accedía a las casas o comercios tras golpear y destrozar los bombillos de las cerraduras. Los vecinos vieron a un joven merodear por la zona donde forzaban las puertas y desvalijaban las viviendas, por lo que las sospechas recayeron sobre este menor.

La Policía Local de Puçol montó un operativo con dos coches patrulla y dos agentes motorizados que dio resultado el jueves con la localización y arresto del presunto autor de los robos. Poco antes de que fuera detenido, el joven perpetró un robo, presuntamente, en una casa unifamiliar tras forzar la cerradura de la puerta del garaje. Los moradores estaban dentro cuando el menor se apoderó de dos ordenadores, una bicicleta, varios pares de zapatillas y un televisor de plasma, así como bolsos y carteras con documentación personal. Estos objetos y aparatos fueron recuperados en el registro de la fábrica abandonada.