Las Provincias

La policía arresta a una mujer por abandonar a sus dos hijas pequeñas en una calle

La Policía Nacional detuvo el miércoles a una mujer de 31 años por abandonar a sus dos hijas, de dos y seis años, en una calle de Valencia. Los hechos ocurrieron sobre las 20.45 horas, cuando la madre dejó a las niñas cerca del domicilio de un amigo y se marchó corriendo al mismo tiempo que decía que quería morirse.

Según informaron fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Valencia, este ciudadano requirió la ayuda de una patrulla de la Policía Nacional que realizaba labores de prevención de delincuencia en la avenida de Gaspar Aguilar. Los agentes se hicieron cargo de las menores e indagaron para localizar a la madre. Las niñas presentaban un buen estado de salud e higiene personal, aunque tenían frío debido a las temperaturas que se registraron el miércoles por la noche. La mayor de las hermanas lloraba y la pequeña estaba acurrucada en su carrito de bebé.

Tras trasladarlas a la comisaría de Patraix, los policías proporcionaron ropa a las menores y les dieron también galletas y leche. Una de las niñas manifestó que ese día había comido poco, al parecer, porque su madre no tenía ganas de hacer la comida, según informaron las mismas fuentes. Mientras unos agentes atendían a las menores, otros llamaban a los números de teléfono de sus padres -que habían averiguado tras las pesquisas policiales-, pero estaban apagados o fuera de cobertura. Luego se dirigieron al domicilio donde vivían las niñas, sin localizar tampoco a ningún familiar, aunque poco después encontraron a la madre y la detuvieron por un delito de abandono de menores.

Las pequeñas fueron ingresadas en un centro de acogida de menores en virtud de las diligencias abiertas por la Fiscalía de Menores. La madre, que tiene antecedentes delictivos, no quiso explicar por qué abandonó a sus hijas en la calle y se negó a declarar ante la policía.