Las Provincias

Un incendio, ya controlado, arrasa el marjal de Gandia y cubre de humo una urbanización

Las llamas eran visibles desde cualquier punto de Gandia.
Las llamas eran visibles desde cualquier punto de Gandia. / VALERIÀ ESTRUCH
  • El jefe de la Policía Local asegura que se investigará las causas aunque todo apunta a que fue intencionado

  • Las fuertes rachas de viento provocan reproducciones y la carretera CV-605 permanece cortada hasta Xeresa

Un incendió arrasó a última hora de la tarde de ayer buena parte del marjal de Gandia. El fuego se declaró sobre las 20 horas y hasta el paraje protegido se desplazaron varias brigadas de Bomberos, con tres camiones, de los parques de Gandia, Oliva y Cullera, además de efectivos de la Policía Local y agentes medioambientales. A las 04 horas se daba por controlado el fuego, pero las fuertes rachas de vientos provocaban diversas reproducciones. A primera hora de la mañana del 10 de noviembre, varios medios aéreos se desplazaban hasta la zona para atajar un fuego que también ha provocado el corteo de la vía CV-605 entre las localidades de Gandia y Xeresa.

El fuego arrancó en Xeresa, en la zona oeste del humedal, conocida como partida de Les Galerases, indicó el jefe de la Policía Local de Gandia, Marc Cuesta. La fuerza del viento que sopló en la tarde de ayer hizo que el fuego se propagara con rapidez, quemando cañas, árboles y otras especies autóctonas, y se dirigiera hacia la playa de Gandia, aunque no llegó a acercarse a la zona urbana.

El fuego provocó una fuerte humareda debido a la rapidez con que ardía el cañizo del marjal. Las llamas, pese a encaminarse por el este a la costa de Gandia, no amenazaron ninguna zona residencial, aunque sí cubrieron de humo la urbanización Kentucki.

Esto generó alarma entre los vecinos de esta urbanización del distrito marítimo. Los agentes de la Policía Local tranquilizaron a los residentes y les explicaron que no era necesario desalojar ninguna vivienda, ya que los bomberos tenían el fuego controlado desde varios puntos. Pese a la virulencia de las llamas, el incendio se controló pasadas las 23 horas y no obligó a cortar ninguna de las carreteras que bordean el paraje y que comunican Gandia con la playa y con el resto de municipios de la Safor.

Cuesta explicó que este tipo de fuegos suelen ser «intencionados» y que algunas personas los prenden «para que se regenere el terreno». Dijo también que los cuerpos de seguridad investigarán en el punto exacto donde se originó el incendio para intentar hallar a los responsables. El fuego tampoco llegó a afectar al Pas de l'Escorredor, una importante arboleda de eucaliptos que hay en uno de los accesos a la zona natural desde la playa de Gandia.

Precisamente, cerca de este paraje, que se abrió hace unos meses al público, se ubicó una de las cubas de los bomberos con el fin de preservar estos ejemplares y evitar que las llamas los devoraran.

Por otra parte, varios medios aéreos, dos autobombas y dos unidades de bomberos intervinieron ayer en un incendio que sorprendió a los vecinos de la urbanización Solana Garden de Alcalalí. Debido al fuerte viento, el fuego se propagó rápidamente hasta la zona del cementerio, aunque los servicios de emergencia pudieron sofocarlo a media tarde. Una brigada pasó la noche para refrescar la zona.