Las Provincias

El violador de la Diagonal niega los apuñalamientos

El procesado Tomás B. en la vista celebrada ayer en Castellón. :: EFE/Domenech Castelló
El procesado Tomás B. en la vista celebrada ayer en Castellón. :: EFE/Domenech Castelló

castellón. El conocido como el violador de la Diagonal de Barcelona, Tomás B. D., se declaró ayer inocente del apuñalamiento a tres mujeres y el acoso a una cuarta en Castellón, y por las que el fiscal pide 20 años y medio de prisión y una indemnización de 6.690,72 euros para las víctimas. Durante la vista, celebrada en el juzgado de lo Penal número 3, el procesado se negó a declarar y únicamente hizo uso de su derecho a la última palabra para asegurar que es «inocente».

El ministerio público le acusa de un delito contra la integridad moral, un robo con violencia en grado de tentativa y tres delitos de lesiones, con la concurrencia de la agravante de discriminación por razón de sexo. Por su parte, la defensa solicitó la libre absolución. Según el fiscal, el 5 de agosto, Tomás B. se acercó a una mujer que esperaba el autobús y le pidió que le diera todo lo que tenía, a lo que ella le dijo que no tenía nada. Entonces le clavó una navaja en el costado y se marchó.

Ese mismo día, el acusado sacó una navaja y se la clavó a otra mujer que transitaba por una calle al pasar por su lado y se marchó a toda prisa. Finalmente, el 6 de agosto, siguió a otra mujer por la calle, a la que cogió del brazo y le cortó con un instrumento. El forense que reconoció al acusado asevera que tiene rasgos de trastorno esquizoide de la personalidad, que no le impiden distinguir entre lo que está bien y lo que está mal.