Las Provincias

Hallan varias plantas de burundanga en la urbanización de Calicanto

Hallan varias plantas de burundanga en la urbanización de Calicanto
  • La Policía Local arranca los tallos y la Guardia Civil abre una investigación para impedir un posible uso delictivo de la escopolamina

Los hallazgos de estramonio, una planta muy tóxica que se utiliza para extraer escopolamina y elaborar la burundanga o droga de los violadores, siguen causando gran alarma en la Comunitat Valenciana. La Policía Local de Godelleta arrancó el pasado viernes otras cuatro plantas de Datura Stramonium, nombre científico de esta especie botánica, en una zona de monte bajo de la urbanización de Calicanto. La actuación policial tuvo lugar tras vigilar el lugar durante varios días ante la posibilidad de que alguien cortara las flores blancas para llevarse las semillas, como finalmente sucedió sin que se haya podido identificar, por el momento, al individuo que lo hizo.

La Guardia Civil de Chiva se ha hecho cargo de las cuatro plantas y de las investigaciones para impedir un supuesto uso delictivo de la escopolamina. El punto donde florecieron los estramonios se encuentra muy cerca de varios chalés. Estas plantas herbáceas de la familia de las solanáceas suelen crecer en zonas cálidas y húmedas con nitratos abundantes, aunque se adaptan a todo tipo de suelos. Prueba de ello es que se han encontrado también plantas de esta especie en escombreras o vertederos de la provincia de Valencia.

La colaboración de un vecino de Calicanto posibilitó la intervención de la Policía Local de Godelleta y de la Guardia Civil de Chiva. Esta persona informó a un policía del lugar donde habían crecido las cuatro plantas con sus floripondios, blancos y acampanados, de donde se extraen unas semillas compuestas de dos alcaloides: la hiosciamina y la escopolamina. Posteriormente, los agentes comprobaron que alguien se había llevado las flores acampanadas.

Algunos delincuentes sexuales utilizan la burundanga para causar en sus víctimas una reacción de sumisión química o de anulación de su voluntad. Esta droga es un brebaje que se realiza con plantas que contienen escopolamina y que pueden encontrarse en muchos lugares de la Comunitat. Como no tiene sabor ni color, las gotas o polvos los disuelven en bebidas o mezclan con alimentos sin que las víctimas detecten la droga.

La burundanga en pequeñas dosis anula la voluntad del consumidor -y la víctima de una agresión sexual no recuerda nada al día siguiente-, pero puede causar incluso la muerte. Algunos ladrones también usan la escopolamina para robar tras adormecer a sus víctimas. La Policía Autonómica intervino en 2013 la primera plantación de Datura Stramonium. El responsable del cultivo fue identificado, aunque no detenido, y la policía se incautó de 50 plantas de estramonio en la localidad castellonense de Les Alqueries.