Las Provincias

Juzgan a un hombre por apuñalar a tres mujeres y acosar a otra en Castellón

  • El acusado es el supuesto autor de empujar a cuatro mujeres por las escaleras del metro en Valencia el pasado mes de marzo

El Juzgado de lo Penal número 3 de Castellón acoge mañana el juicio contra un hombre acusado de apuñalar a tres mujeres y acosar a una cuarta entre los días 2 y 6 del pasado mes de agosto en varias calles de la ciudad.

Según fuentes cercanas a la investigación, el acusado, de unos 60 años, es el conocido como "violador de la Diagonal" de Barcelona, donde cometió tres ataques a mujeres, y es también el supuesto autor de empujar a cuatro mujeres por las escaleras del metro en Valencia el pasado mes de marzo.

Según el escrito de acusación al que ha tenido acceso EFE, los hechos son constitutivos de un delito contra la integridad física, otro de robo con violencia en grado de tentativa y tres delitos de lesiones en los que concurre la agravante de discriminación por razón de sexo.

Se pide para él diecisiete años de prisión y el pago de 6.700 euros a las víctimas en concepto de responsabilidad civil por los daños morales y secuelas sufridas por las cuatro mujeres.

La primera de las agresiones tuvo lugar el pasado 2 de agosto, cuando el acusado se encontró por la calle con la primera de las víctimas y, "dada su animadversión al sexo femenino, se aproximó a ella y le pidió un cigarro, lo que le fue negado", relata el escrito del fiscal.

El acusado, "movido por el ánimo de menoscabar gravemente la dignidad y perturbar la tranquilidad" de la mujer se aproximó a ella "y se introdujo la mano por debajo de su pantalón y frotándose sus órganos genitales profirió: 'que me des un cigarro'".

Tres días después, y con apenas tres horas de diferencia, el acusado cometió otras dos agresiones contra dos mujeres a las que hirió con una navaja.

La primera fue de madrugada y contra una mujer que esperaba el autobús, a la que "de forma agresiva, a la vez que cogía y retorcía una lata de refresco con intención de amedrantarla, profirió varias veces 'dame todo lo que tengas'", recoge el escrito de acusación.

Ante la negativa de la víctima, "el acusado, movido por su desprecio hacia su condición femenina, de repente extrajo de sus ropas una navaja de pequeñas dimensiones clavándosela en el costado", lo que le produjo una herida en la región costal izquierda y costillas flotantes, para lo que precisó varios puntos de sutura.

Sobre las 9 horas del mismo día, agredió a otra mujer con la que se cruzó por la calle, y a la que "con desprecio por su integridad física" sacó una navaja de pequeñas dimensiones y se la clavó en el costado, provocándole una herida en la zona dorsal izquierda de tres centímetros de longitud.

Por último el acusado, sobre las 3.30 horas del 6 de agosto, observó a otra mujer transitando por la calle, "a la que comenzó a seguir" y a quien cuando finalmente dio alcance "cogió fuertemente del brazo y con un instrumento apto le dio un corte en el mismo causándole lesiones consistentes en herida en antebrazo derecho de cinco centímetros de longitud", para lo que precisó puntos de sutura.