Las Provincias

Cuatro detenidos por lanzar objetos a los clientes de la terraza de un pub en el Marítimo

  • Otras cuatro personas resultaron heridas trasladándose al hospital a dos de ellas

La Policía Nacional ha detenido en una discoteca del distrito de Marìtim de Valencia a cuatro hombres de entre 20 y 35 años, de origen español, como presuntos autores de los delitos de daños, desórdenes públicos y lesiones, tras lanzar botellas, vasos y mobiliario de otros establecimientos hacia las personas que se encontraban en la terraza de un pub próximo. Las víctimas, cuatro personas, presentaban diversas heridas y dos de ellas fueron trasladadas a un hospital de Valencia y las otras dos no quisieron ser asistidas.

Los hechos ocurrieron sobre las doce menos diez de la noche del viernes, cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a un pub del distrito de Marìtim donde al parecer se estaba produciendo una agresión de unas 30 personas hacia los clientes del pub que estaban en la terraza.

Inmediatamente, los policías se dirigieron al lugar y observaron a varias personas heridas, así como mobiliario del pub esparcido por el suelo, botellas rotas y los cristales de la entrada al mismo totalmente destrozados.

Los agentes averiguaron que momentos antes las víctimas se encontraban sentadas en la terraza y de repente había llegado un grupo de personas que había comenzado a lanzarles botellas, vasos y mobiliario de otros establecimientos, por lo que tuvieron que refugiarse en el interior del local, para a continuación huir los autores hacia una discoteca situada en las inmediaciones.

Las víctimas, cuatro personas, presentaban diversas heridas y dos de ellas fueron trasladadas a un hospital de Valencia y las otras dos no quisieron ser asistidas. El local presentaba rotura en los cristales valorados en unos 2.000 euros.

Los agentes se dirigieron hacia la discoteca, y tras acceder a la misma identificaron a tres de los sospechosos, por lo que fueron detenidos.

Instantes después, los agentes fueron alertados por la Sala del 091 de que estaban tirando nuevamente botellas al local, por lo que se dirigieron otra vez y averiguaron que uno de los sospechosos había regresado y había lanzado una botella de vidrio y una bola de billar, no produciendo ningún daño, al mismo tiempo que manifestaba "venir hijos de puta".

Los policías se dirigieron a la zona de la avenida Blasco Ibáñez y localizaron a un grupo entre los que había un hombre que coincidía con las características físicas aportadas, por lo que tras realizar las oportunas comprobaciones fue detenido.

Los detenidos, dos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.