Las Provincias

«Es un chico muy violento y no me dejaba ni ir a estudiar»

  • Alvia H. Exnovia del autor del crimen

Mucho se ha hablado en los últimos días de la personalidad y la vida de Rubén M., presunto autor de la muerte de Vanessa. Una de las personas que mejor lo conoce es Alvia, su exnovia, con la que estuvo saliendo unos cinco años. «Es un chico muy violento, yo le contaba a mis amigas lo que me hacía y creo que no eran capaces de comprenderlo», explica la joven de 17 años emocionada. Y es que el asesino confeso de Vanessa estuvo durante muchos años controlando la vida de su pareja y haciéndole pasar un calvario.

«Me perseguía a todas horas, no me dejaba ni que fuera a estudiar, me esperaba a las siete de la mañana y me quitaba la mochila. Si intentaba llamar al 112, tiraba el móvil y me pegaba», recuerda la joven de Chella.

Situaciones muy violentas que Alvia finalmente se decidió a denunciar y por las que el juez decretó una orden de alejamiento. Orden que él incumplía ya que la joven asegura que hasta ahora «me seguía molestando y me llamaba».

Sin embargo, la chica no contaba con muchos apoyos ya que no tenía amigos porque «él los amenazaba y es que tenía dos caras, la que mostraba ante mí y luego fuera se comportaba bien y me dejaba como si yo estuviera loca».

Alvia consideraba a Vanessa como una hermana pequeña y asegura que Rubén y ella no eran amigos sino simples «conocidos». «La noche que desapareció ella pensaba que había más gente en la casa y se encontró que él la estaba esperando solo», comenta la joven que ha hablado con otros de sus amigos comunes.

Desde hace dos años rompió de forma definitiva su relación con Rubén pero Alvia continuaba soportando que éste estuviera tras ella e intentando controlar su vida.

«Cuando le pidió el coche a su amigo para deshacerse del cadáver, le dijo que lo quería para mantener relaciones conmigo», comenta la joven.

Un día después de la desaparición de Vanessa, lo volvió a ver en el pub y ya notó que pasaba algo extraño. «Estaba muy nervioso y drogado», relata Alvia. La joven de 17 años, al igual que el resto de amigos, siguen sin poder olvidar lo que le pasó a Vanessa.