Las Provincias

Arrestado por amenazar a sus vecinos con un hacha tras recriminarle los ladridos de sus perros

  • El detenido comenzó a golpear la puerta de su vecino, a la vez que le amenazaba a él, a su mujer y a su hija menor de edad con matarlos y quemarles el piso

La Policía Nacional ha detenido en Valencia a un hombre de 45 años como presunto autor de un delito de amenazas, tras dañar la puerta de su vecino con un hacha de cocina y amenazarle a él y a toda su familia con matarlos y quemarles la casa.

Al parecer, el vecino recriminó al ahora detenido que sus perros no les habían dejado dormir durante las tres noches anteriores, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Los hechos ocurrieron sobre las siete y cuarto de la mañana del sábado, cuando agentes que patrullan en el distrito de Ruzafa de Valencia fueron alertados para que acudieran a un edificio en el que al parecer un vecino estaba amenazando a otro con un arma.

En el lugar, los policías pudieron ver a un hombre en el rellano de la primera planta y que una de las puertas del mismo estaba dañada con muescas realizadas con algún objeto cortante.

Los agentes averiguaron que el hombre había tenido un altercado con el vecino de la puerta dañada tras recriminarle que sus perros no le habían dejado dormir en las tres últimas noches.

El dueño de los perros entró entonces en su domicilio, de donde salió armado con un hacha de cocina hacia su vecino, que se metió en casa y cerró la puerta.

El ahora detenido comenzó entonces a golpear la puerta de su vecino con el hacha de cocina, a la vez que le amenazaba a él, a su mujer y a su hija menor de edad, con matarlos y quemarles el piso, entre otras frases amenazantes, y les recordó que había estado en la cárcel por apuñalar a otro y que "no tenía ningún miedo".

Los policías averiguaron que las desavenencias de convivencia entre estos dos vecinos venían supuestamente desde hace dos años, por las molestias causadas por los perros que tiene uno de ellos, llegando a tener hasta seis perros en el piso, ya que al parecer no paraban de ladrar.

Los policías detuvieron al hombre como presunto autor de un delito de amenazas graves y le intervinieron el hacha de 14 centímetros de hoja de largo y ocho centímetros de ancho.

El arrestado, que continuó amenazando a su vecino en presencia de los agentes, tiene antecedentes policiales y ya ha sido puesto a disposición judicial.