Las Provincias

Un hombre mata a su mujer en Calp y después se lanza al vacío

Personal de los servicios funerarios trasladan a la víctima del escenario del crimen. :: tino calvo
Personal de los servicios funerarios trasladan a la víctima del escenario del crimen. :: tino calvo
  • La Guardia Civil halla a la víctima en una habitación de su casa, repleta de sangre tras recibir golpes en la cabeza con una tabla de cortar queso

La presencia del cuerpo sin vida de un hombre de 75 años en la cornisa del edificio Apolo XIV, situado en la avenida Europa de Calp, no hacía presagiar a los agentes de la Guardia Civil el escabroso escenario que se encontraron minutos después en uno de los apartamentos de la sexta planta.

Una mujer de origen belga yacía muerta en la cama de la habitación principal, que estaba salpicada de sangre. Según apuntaron fuentes de la investigación, se trata de un nuevo caso de violencia doméstica, el primero que se registra este año en la Marina Alta. Al parecer, este hombre antes de quitarse la vida, presuntamente golpeó a su esposa en la cabeza con una tabla de madera de las que se usan para cortar queso hasta causarle la muerte. Además, los agentes encontraron una almohada sobre la cara de la víctima.

Posteriormente, todo apunta a que el presunto agresor subió hasta el noveno piso con una pequeña escalera que utilizó, al parecer, para asomarse a una de las ventanas de una zona común del edificio y lanzarse al vacío. Alrededor de las 8.45 horas un vecino divisó el cuerpo en la cornisa y de inmediato avisó al conserje, quién alertó de lo ocurrido a la Guardia Civil.

A lo largo de toda la mañana, los agentes estuvieron analizando el escenario del crimen e interrogaron a varios vecinos así como al conserje y a algunos empleados de la limpieza, que fueron requeridos a las dependencias de la Benemérita para prestar declaración. De momento, poco se conoce de los fallecidos ya que ninguno de los vecinos de este edificio de más de cien viviendas pudo confirmar la identidad de la pareja. «Aquí hay mucha gente que viene de vacaciones y alquila un piso por unos días, es muy difícil conocer a todo el mundo», afirmaba un vecino.

Según explicó la concejala de Seguridad e Igualdad, Ana Perles, la pareja de origen belga pasaba largas temporadas en Calp desde hacía años. En esta ocasión hacía tan solo 10 días que habían llegado.

La edil condenó y manifestó «su repulsa ante el asesinato machista», además confirmó que el consistorio se ha puesto en contacto con los familiares para transmitirles sus condolencias, «nos hemos puesto a su disposición para lo que puedan necesitar». Perles apuntó que hoy las banderas del consistorio estarán izadas a media asta y a las 12 horas habrá cinco minutos de silencio en la plaza Miguel Roselló para condenar lo sucedido. La Generalitat hizo un llamamiento a la sociedad para que «denuncie y condene este tipo de actos para acabar con la violencia machista».

La secretaria de Igualdad del PSPV, Ángeles Rochel, afirmó que esto «demuestra que la violencia contra las mujeres está presente en todos los ámbitos y sectores de la sociedad».