Las Provincias

Una imagen de la joven. :: instagram
Una imagen de la joven. :: instagram

Una familia perseguida por el drama

  • La adolescente cursaba segundo de la ESO en el instituto de Navarrés y adoraba el cine y la música alternativa

  • Vanessa Ferrer El padre de la joven muerta quedó en una silla de ruedas tras sufrir un accidente de tráfico

Chella llora la muerte de Vanessa. Y lo hará por muchos años. Ayer, sus amigos rememoraban a la chica de 15 años con lágrimas en los ojos. Ella era una adolescente con muchas ganas de vivir y descubrir mundo. Lo recordaban ayer sus amigos a las puertas de su casa. Y lo atestiguan hoy sus perfiles en redes sociales. «Lo bien disfrutado jamás será olvidado, era el mensaje que tenía fijado en Twitter. O su querencia por las frases profundas: «A veces la gente necesita mentirse más que ninguna otra cosa», fue su último mensaje en la red social, precisamente una pronunciada en la película 'Un monstruo viene a verme'.

A Vanessa le apasionaba el cine. También la música y salir de fiesta los fines de semana por los pubs de la Canal de Navarrés, donde compartía el tiempo y confesiones con sus amigas.

Lee esta noticia completa en la edición impresa