Las Provincias

vídeo

Parte de las dosis incautadas, junto a la mujer detenida en Velluters. / LP

El hostal de la droga en Valencia

  • La cabecilla de la banda, una mujer de 70 años, presumía de los apartamentos que tiene en Formentera y de dos chalés en Torrent

Otro duro golpe contra el tráfico de drogas al menudeo en Valencia. La Policía Nacional detuvo el lunes a 11 personas, entre ellas una mujer de 70 años, y les intervino más de 300 dosis de sustancias estupefacientes que estaban preparadas para su venta inmediata. Una pensión situada en el número 11 de la calle Viana era la tapadera para vender droga a cualquier hora del día. Cerca de un centenar de toxicómanos, algunos de ellos alojados en habitaciones del hostal, compraban su dosis diaria de cocaína o heroína y la consumían en las escaleras o planta superior del edificio.

Tras una ardua investigación, los agentes de la Policía Nacional de la comisaría Centro desarticularon el grupo delictivo y detuvieron a su cabecilla, María R. Y., de 70 años y con antecedentes por tráfico de drogas. Esta mujer presumía de varios apartamentos que supuestamente tiene en Formentera y dos chalés en Torrent, aunque reside desde hace años en la pensión.

Los agentes registraron de forma simultánea la vivienda utilizada como hostal y otro piso en la calle Borrul. Además de las 300 papelinas de droga, los policías se incautaron de unos 22.000 euros en efectivo, una pistola de gas y algunos móviles robados. La operación antidroga tuvo lugar sobre las 12.30 horas del lunes. La policía forzó la puerta de la pensión con un ariete y sorprendió a María R. cuando preparaba las papelinas de droga para su venta inmediata. En la operación antidroga también participaron agentes de la Policía Nacional de la comisaría de Abastos.

Entre los arrestados también se encuentra un hombre de raza negra que suministraba droga a la mujer arrestada, según las investigaciones policiales, tras almacenarla en la vivienda de la calle Borrull. En esta casa, la policía intervino la mayor parte del dinero confiscado y 60 gramos de cocaína.

La pensión se había convertido en uno de los principales puntos de distribución de droga en el 'barrio chino' de Valencia. María R. contaba con la colaboración de varios toxicómanos para vender las dosis de cocaína y heroína. Según la policía, a estos individuos luego les regalaba la droga que consumían.