Las Provincias

Multa de hasta 3.000 euros para los 'payasos diabólicos'

paterna. Ser un 'payaso diabólico' puede pasar de la broma pesada a una denuncia formal con sanción administrativa que puede llegar hasta los 3.000 euros, si existe intimidación y se utilizan elementos potencialmente peligrosos como bates o palos.

La Policía Local de Paterna alerta, tras la llegada al municipio de esta controvertida corriente importada desde Estados Unidos, que si se «perturba gravemente la convivencia ciudadana se puede producir una infracción de la Ley de Seguridad Ciudadana 4/2015 al portar, exhibir o usar armas o elementos potencialmente peligrosos de modo negligente, temerario o intimidatorio». Pero no sólo eso. El autor o autores de estos sustos terroríficos, que ya tienen grupos de seguidores y detractores en las redes sociales, pueden cruzar otra línea administrativa, la relativa a la Ordenanza de Protección de la Convivencia, normativa municipal que establece dos amplias horquillas sancionadoras si el hecho es grave o muy grave, pasando de los 500 y 1.000 euros hasta los 3.000, si «generan situaciones de pánico en la población, alterando de forma grave la convivencia ciudadana».

Dada la novedad de estos casos, la Jefatura de Paterna publicó el lunes consejos para saber cómo actuar en caso de encontrarse con alguno de estos payasos. El problema se produce en los primeros momentos, cuando es difícil distinguir si se trata de una broma, más o menos pesada, de una situación potencial de riesgo que pueda afectar a la integridad física de alguna persona. «La gente puede disfrazarse de payaso y llevar un tridente, por ejemplo, sin mayores complicaciones. Pero el hecho se complica si muestran a los viandantes armas simuladas.