Las Provincias

El pederesta detenido en Paterna amenazó a su víctima con difundir sus fotos sexuales

  • El hombre encarcelado era entrenador de fútbol y tiene antecedentes por corrupción de menores y posesión de pornografía infantil

El pederasta detenido en Paterna la semana pasada tendió una trampa a su víctima tras amenazarla con difundir fotos sexuales de la menor, según se desprende de las investigaciones policiales y de las declaraciones de la adolescente. El juez de guardia decretó el ingreso en prisión del pedófilo, cuya identidad responde a las iniciales J. E. C., por los delitos de agresión sexual, corrupción de menores y 'child grooming', término que describe el control emocional que algunos adultos ejercen sobre los menores con la intención de mantener relaciones sexuales con ellos.

El hombre de 33 años se hizo pasar por un chico de 15 años para mandar mensajes a una menor, a través de WhatsApp, con la intención de ganarse su confianza y conseguir que le enviara vídeos y fotos suyas de contenido sexual. Una vez que logró su propósito, el pederasta propuso a la chica una cita y la amenazó con difundir las imágenes en las redes sociales en el caso de que no acudiera.

La menor se trasladó el pasado lunes al lugar que le indicó el pedófilo, concretamente la estación de metro de Burjassot-Godella, pero cuando vio que el individuo no era el joven que aparecía en las fotografías de WhatsApp trató de marcharse. El pederasta, que llegó en su coche, la amenazó entonces para que subiera al vehículo y luego intentó violarla en un descampado.

La colaboración ciudadana y la rápida actuación de la Policía Local de Paterna evitaron la agresión sexual. Una mujer que estaba paseando con su perro por la zona observó una actitud que le pareció anormal entre un hombre y una menor. La vecina subió a su casa para contarle sus sospechas a su marido, que bajó a la calle y sorprendió al individuo con la niña sentada sobre sus piernas en un banco. La menor tenía una expresión de desagrado.

El vecino se apartó del lugar y llamó a la Policía Local de Paterna para que interviniera ante un posible caso de abuso sexual. Luego regresó y volvió a localizar al hombre y a la adolescente, que estaban forcejeando dentro del vehículo. Dos parejas de motoristas de la Policía Local llegaron de inmediato y sorprendieron al pedófilo en plena agresión sexual.

Con los pantalones bajados

El individuo salió del coche al mismo tiempo que se subía los pantalones y dijo a los agentes que él no había hecho nada. Pero la versión de la menor fue muy distinta. La víctima explicó a los policías que el hombre le había engañado y amenazado para mantener relaciones sexuales con ella.

El pederasta llevaba un cuchillo y el teléfono móvil de la menor cuando fue arrestado, según informaron fuentes de la Policía Local de Paterna. El médico forense reconoció a la chica en el Hospital Arnau de Vilanova. La víctima tenía excoriaciones en su zona vaginal como consecuencia de la agresión sexual.

Tras la detención del pedófilo, la Brigada de Policía Judicial de la Policía Nacional de Paterna se hizo cargo de las investigaciones para averiguar si el hombre ahora encarcelado ha acosado o agredido sexualmente a más menores. Fuentes jurídicas señalaron que este individuo ya fue detenido en 2006 por posesión de pornografía infantil.

Hace dos años, la Policía Nacional de Paterna detuvo a esta misma persona por un delito de corrupción de menores. En aquella ocasión, el pederasta contactó con varios adolescentes a través de mensajes de móvil, como hizo con la chica a la que agredió el pasado lunes, para quedar con ellos y obtener imágenes sexuales. El pedófilo era entonces entrenador de fútbol y también ejercía un control emocional sobre sus víctimas para lograr sus propósitos libidinosos.