Las Provincias

Desplome de parte de la fachada, con los escombros en el suelo. :: lp
Desplome de parte de la fachada, con los escombros en el suelo. :: lp

Las lluvias provocan un nuevo desplome en el Palacio de Benissuera

El palacio-castillo de los Bellvís ha vuelto a sufrir un desprendimiento como consecuencia de las últimas lluvias, perdiéndose parte del revestimiento exterior de una de las fachadas. Se trata de un paso más en la degradación que sufre este Bien de Interés Cultural de Benissuera (La Vall d'Albaida), para desesperación de Acció pel Patrimoni Valencià y SOS Benissuera. Ambas entidades denuncian que no se han concretado actuaciones que permitan consolidar la estructura, lo que pone en riesgo «una de las construcciones más importantes de residencia-fortaleza típica de la arquitectura valenciana», en palabras de Luis Ramírez, presidente de Acció.

El palacio-castillo fue cedido al ayuntamiento el pasado noviembre por parte de una entidad bancaria. «Con el presupuesto de Benissuera es imposible hacer una rehabilitación. Lo que se ha transmitido a los vecinos es que se iba a encargar la Conselleria de Cultura, pero a día de hoy no se sabe nada», añadió Ramírez. Lo mismo denuncia la plataforma del municipio, que a través de una red social ha informado de que se han enviado varias imágenes del desprendimiento al Síndic de Greuges para que presione a la administración en aras de una solución. Desde julio de 2015 la plataforma vecinal trabaja para la recuperación del inmueble.

Junto a Acció, se han presentado peticiones en Les Corts, la Dirección General de Cultura o el CVC para solicitar una intervención. Ramírez destaca el mal estado de la cubierta, «que presenta riesgo de desplome», y alerta de la proliferación de grietas en las fachadas de la planta superior, donde se produjo la caída. «Al tratarse de piedra más antigua el efecto del agua se nota mucho más que en la inferior», señala.

Según la ficha de la Dirección General de Patrimonio, se observan diferentes fases constructivas en el inmueble. La más antigua, el torreón cuadrado, incluye una parte que podría corresponderse con un elemento defensivo de época islámica, aprovechado por los Bellvís como torre feudal hasta que en el siglo XVI decidieron levantar la fortaleza que forma el edificio actual.

Acció reclama una rehabilitación de urgencia previa a la futura restauración, que podría ser similar a la del castillo de Alaquàs, que presenta las mismas características.