Las Provincias

Denuncian la expulsión de una joven de un bar por dar de mamar a su bebé

  • La afectada respondió que allí no había nadie y que no molestaba, pero «el hombre empezó a zarandear la silla para que se levantara mientras ella estaba con el bebé en brazos»

La asociación Amigas Supervivientes, que apoya a víctimas de malos tratos, ha denunciado que una joven fue expulsada violentamente de un bar de Puerto de Sagunto por dar de mamar a su bebé en el local.

Según Mayte Lafuente, portavoz de la asociación, los hechos sucedieron el pasado 16 de octubre. Siempre según su versión, la joven «se fue a la terraza de la parte de atrás del bar, se sentó en una silla y se puso a dar de mamar al bebé». Enseguida «se acercó el dueño del local y le dijo que se fuera al parque».

La afectada respondió que allí no había nadie y que no molestaba, pero «el hombre empezó a zarandear la silla para que se levantara mientras ella estaba con el bebé en brazos». Lafuente considera esta manera de actuar favorece la «violencia machista» y es una acción «medieval». Y recuerda que UNICEF, la OMS y otras organizaciones «recomiendan la lactancia materna a demanda como la forma más beneficiosa de alimentar al bebé al menos en los primeros meses».