Las Provincias

El peligroso éxodo de los jabalíes

Un jabalí y sus jabatos atraviesan una carretera cerca de Barcelona. :: efe/andreu dalmau
Un jabalí y sus jabatos atraviesan una carretera cerca de Barcelona. :: efe/andreu dalmau
  • Los animales causan tres accidentes en sólo una semana en carreteras valencianas

«Se les ha visto hurgar entre los contenedores de Alpuente o Requena, en arrozales de Pego, en campos de l'Horta...». La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) constata el creciente movimientos de jabalíes por carreteras, cultivos y zonas urbanizadas, un efecto que relacionan con la sequía o los incendios forestales que destruyen su hábitat natural: los montes. Tres accidentes en sólo una semana en carreteras de Castellón evidencian el peligroso desplazamiento de estos mamíferos.

El lunes, un conductor tuvo que recibir asistencia médica después de embestir con su coche un jabalí que cruzaba la autovía A-23 a su paso por Altura. Ocurrió a las seis de la madrugada y la víctima sufrió una crisis hipertensiva que obligó a trasladarlo al centro sanitario de Segorbe.

El sábado hubo otros dos siniestros. El primero ocurrió a las 8 horas, en la AP-7 a su paso por Benicarló. Un coche sufrió daños materiales al impactar contra un cerdo salvaje. Sólo tres horas después sobrevino un nuevo accidente en Vinaròs. Fue causado por tres de estos animales que atravesaban la N-232. Dos coches sufrieron daños, según fuentes de la Guardia Civil.

«Los últimos grandes incendios de la Comunitat, en especial los de Cortes de Pallás y Andilla, han hecho que muchos de estos animales se desplacen de su entorno», describen los agricultores. En esos fuegos quedaron devastadas 50.000 hectáreas del interior de Valencia y Castellón. Además, «ríos y charcas están secos» por la sequía y los animales «no tienen más remedio que buscar el agua en acequias o campos».

Los ejemplos son abundantes. En octubre de 2014, un nutrido grupo de policías y seis bomberos evitaron que un jabalí muriera ahogado en la Acequia Real de Moncada. Lograron atraparlo con lazos y sacarlo del agua a pulso.

Según AVA, los agricultores de la Comunitat sufren cada año pérdidas de 15 millones de euros por ataques de animales a sus cultivos. De entre las especies que más daño generan, el jabalí aparece ya en segundo lugar, sólo superado por el gran enemigo del campo: el conejo.

Tres víctimas mortales

«Su acción resulta terrible. Buscan lo que sea. Arroz, hortalizas o fruta caída del árbol. Se comen las raíces, destruyen a su paso los sistemas de riego por goteo, remueven la tierra...», asegura un portavoz de la asociación agrícola.

Hace cinco años, un jabalí ocasionó un accidente mortal en la carretera N-330 a su paso por Requena. Fallecieron dos personas y otras tres resultaron heridas. Dos vehículos chocaran frontalmente cuando trataban de esquivar al puerco salvaje, que había invadido la calzada.

El 7 de noviembre de 2011, otro gorrino de los montes se cobró una víctima mortal. En este caso fue un hombre de 60 años vecino de Tous. La víctima sufrió el ataque del mamífero salvaje mientras se encontraba en un finca de su propiedad en el término de Guadassuar.

Durante el año pasado se registraron 433 atropellos a animales en España que se saldaron con víctimas. En estos siniestros hubo cinco personas fallecidas, 35 acabaron hospitalizadas y medio millar sufrieron lesiones de menor consideración. Uno de cada tres siniestros de este tipo lo causan los jabalíes, por delante incluso de los perros.