Las Provincias

El juzgado sigue la causa por los insultos a Víctor Barrio

La denuncia de la familia del torero Víctor Barrio, muerto en una cogida el pasado 9 de julio en Teruel y objeto de un sinfín de tuits cargados de odio en internet tras su fallecimiento, sigue su curso. Tal y como confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat, la querella interpuesta contra un maestro valenciano por supuestas injurias lanzadas en la red tendrá un nuevo episodio la semana pasada. El juzgado de primera instancia e instrucción número tres de Paterna ya ha citado al acto de conciliación a los familiares del diestro y a Vicent Belenguer, el profesor acusado de lanzar frases como «me alegro mucho de su muerte. Lo único que lamento es que de la misma cornada no hayan muerto los hijos de puta que lo engendraron y toda su parentela».

El acto de conciliación es un trámite procesal que se celebra en toda causa iniciada por delitos de honor y en el que el juez da la oportunidad a las partes de llegar a un entendimiento antes de seguir adelante con el caso.

El maestro de Paterna siempre ha negado ser el autor de los mensajes supuestamente lanzados en su perfil de Facebook, aunque de los mismos existen capturas de imagen. De hecho, presentó ante la Policía Nacional una denuncia al asegurar que su red social había sido pirateada. Tal y como publicó LAS PROVINCIAS a finales de septiembre, fuentes de la Jefatura Superior de Policía indicaron que ni la Comisaría de Paterna ni la Brigada de Delitos Tecnológicos pudieron demostrar que el docente fuera el autor de los insultos, ni tampoco que su cuenta de Facebook hubiera sido hackeada.