Las Provincias

La Guardia Civil de Alicante se incauta de 19.600 kilos de hachís en un barco de bandera panameña

  • Se trata de una de las mayores incautaciones de este tipo de sustancias

  • En la operación los agentes se incautaron de abundante documentación y material informático que está siendo analizado

El equipo Contra el Crimen Organizado (ECO) de la Guardia Civil de Alicante se ha incautado de 19.600 kilos de hachís que estaban siendo transportados en dobles fondos en un barco con bandera panameña, una de las mayores incautaciones de este tipo de sustancias, según un comunicado de la Guardia Civil. En la operación los agentes se incautaron de abundante documentación y material informático que está siendo analizado.

La operación se inicio el pasado 22 de septiembre, cuando la Guardia Civil y el Servicio de Aduanas francés tuvieron conocimiento de que el buque Marti N, con bandera panameña y que se encontraba navegando por el Mediterráneo con rumbo a Libia, podría portar una gran cantidad de estupefacientes.

Sobre este buque ya se mantenía abierta una investigación por parte del ECO-Alicante por su supuesta implicación en el transporte internacional de estupefacientes. Se reclamó la colaboración del Centro de Coordinación de Vigilancia Marítima de la Guardia Civil, encargado del control de embarcaciones por el Mediterráneo, así como de la Unidad Especial de Intervención (U.E.I), especialistas en el asalto de embarcaciones y en otras operaciones de alto riesgo.

Con el apoyo de EUROPOL y de un avión del Servicio Aéreo de la Guardia de Finanza italiana, en la madrugada del 23 de septiembre fue localizado e interceptado en la zona del Estrecho, procediendo al abordaje del buque, ocupado en ese momento por DOCE tripulantes (11 ucranianos y 1 de Uzbekistán).

Tras la inspección del interior del barco se localizaron en unos dobles fondos grandes bolsas que contenían fardos de resina de hachís por lo que se procedió a trasladar el buque al puerto de Almería donde se realizó la descarga de la madera y el registro exhaustivo del barco, hallándose en su interior 19.600 kilos de hachís. La tripulación ha ingresado en prisión.

Operación 'Urca'

El buque Marti N se hallaba incurso en una operación de EUROPOL que, durante diversas fases, ha permitido la detención de 109 personas de diversas nacionalidades y la intervención de 5 buques de gran calado que transportaban 97.840 kilos de hachís y de otros dos buques intervenidos en Grecia, uno de bandera boliviana, que transportaba 5.000 armas largas y 500.000 cartuchos de munición 9 mm parabellum, y otro de bandera de Togo con 6.400 armas largas, 570.000 cartuchos y 10 toneladas de nitrato amónico, cuyo destino final era la ciudad Libia de Misrata, bastión del califato islámico.

Durante la investigación, se ha detectado que esta gran organización también utilizaba la vía terrestre para el transporte de hachís, a través del Sahel (Marruecos). El transporte, realizado en camiones atravesaba Mauritania, Mali y Nigeria hasta Líbia, desde donde se llevaba a cabo la distribución del estupefaciente, que en ocasiones tenía como destino Egipto.

Esta vía terrestre también ha sido desmantelada como consecuencia de la estrecha colaboración de la Guardia Civil con la Gendarmería Real Marroquí, posibilitando diversas intervenciones en ese país, así como la detención de uno de los principales miembros de la organización criminal que se encontraba asentado en España.

Un minucioso análisis ha determinado la existencia de una ruta por el Mediterráneo Oriental perfectamente organizada y que podría estar siendo empleada por grupos criminales para financiar la insurgencia de algunos de los conflictos existentes en el norte de África y Oriente medio (Siria, Libia, Egipto).