Las Provincias

Agrede brutalmente con una cadena a un policía en Valencia porque le pidió que atara a su perro

El agente tuvo que recibir varios puntos de sutura.
El agente tuvo que recibir varios puntos de sutura. / LP
  • El agente, que estaba fuera de servicio, tuvo que recibir varios puntos de sutura

  • Las hijas menores del policía presenciaron con gran estupor los violentos hechos

Un policía local de Valencia sufrió una brutal agresión cuando se encontraba fuera de servicio con su familia en un parque cercano a su domicilio. Los violentos hechos ocurrieron sobre las diez y media de la mañana del sábado en las inmediaciones de la calle José María Bayarri, donde se iba a celebrar una carrera infantil organizada por una falla de Valencia. Poco antes de que comenzara la actividad infantil, un joven de 30 años dejó a su pitbul suelto tras quitarle la cadena y el bozal a escasos metros de los menores.

Los vecinos y amigos del policía local le pidieron que interviniera, ya que conocían su condición de agente de la autoridad, con el fin de evitar que el animal pudiera morder a los niños, según informaron fuentes del Sindicato de Policías Locales de la Comunitat Valenciana (SIPOL). Y el policía local se acercó al dueño del perro y le pidió que le pusiera otra vez la cadena y el bozal. El individuo reaccionó entonces de forma muy violenta y empezó a insultar y zarandear al agente, que se identificó como policía y le dijo que iba a llamar al 092. Luego le propinó varios cadenazos en la cabeza, mientras otro joven, un amigo del propietario del pitbull, sujetaba por la espalda a la víctima, que sufrió diversas lesiones en la cara y el cuerpo, según la versión del agente golpeado.

Heridas en el ojo del policía.

Heridas en el ojo del policía. / LP

Los dos agresores huyeron y el policía local persiguió al individuo que le había golpeado con la cadena. Este violento joven, que tiene antecedentes penales, se marchó corriendo a su casa pero fue detenido poco después por la Policía Nacional cuando bajó a la calle. El otro hombre que participó en los hechos logró escapar. La versión del presunto agresor es muy diferente. El joven declaró ante el juez que el policía le propinó primero varios puñetazos y él se defendió con la cadena. También manifestó que la víctima no se identificó como policía.

Las hijas menores del policía presenciaron con gran horror los violentos hechos. El Sindicato de Policías Locales de la Comunitat Valenciana, que se presentará como acusación particular, ha condenado en un comunicado la brutal agresión que sufrió el agente adscrito al retén de Abastos y ha elogiado también su actuación por intervenir a pesar de que se encontraba fuera de servicio. El policía precisó de varios puntos de sutura de la cabeza y se encuentra actualmente de baja.