Las Provincias

Un conductor que triplicaba la tasa de alcoholemia sufre un accidente en la Ronda Norte

  • El siniestro se produjo cuando un coche se salió de la vía, se subió a la mediana de la calzada y colisionó finalmente contra una farola

La Policía Local de Castellón ha imputado a un hombre que sufrió un accidente un presunto delito contra la seguridad vial por triplicar la tasa permitida de alcoholemia, según ha informado este cuerpo de seguridad en un comunicado.

El accidente se produjo en la Ronda Norte y en él estuvo implicado un solo turismo, el cual, tras salirse de la vía, colisionó violentamente contra una farola de la mediana de la ronda de la circunvalación.

El siniestro se produjo sobre las 17.00 horas cuando, por causas que está investigando el equipo de Atestados de la Policía Local de Castellón, un turismo marca Nissan Terrano de color blanco que circulaba por el carril izquierdo de la Ronda Norte sentido Grao se salió de la vía por ese lado, se subió a la mediana de la calzada y colisionó finalmente contra una farola.

Como consecuencia del fuerte impacto, el vehículo giró sobre sí mismo y se quedó cruzado en la calzada en el sentido contrario. Por otro lado, la farola resultó muy dañada y cayó al suelo obstaculizando el paso de vehículos por los dos carriles de circulación de la ronda y por el carril auxiliar.

Varios conductores que en ese momento circulaban por la Ronda de circunvalación avisaron rápidamente a la Sala Municipal de Seguridad y Emergencias 092 del accidente de tráfico.

Hasta el lugar se acercó la Unidad de Atestados e Investigación de Accidentes de la Policía Local, cuyos agentes localizaron el siniestro y al conductor del turismo accidentado, quien no presentaba ninguna lesión, aunque sí evidentes síntomas de estar bajo los efectos del alcohol.

El conductor, de 55 años, fue sometido a la prueba de alcoholemia, en la que triplicó la tasa permitida, por lo que la Policía Local de Castellón le ha imputado un presunto delito contra la Seguridad Vial por conducir bajo los efectos de las bebidas alcohólicas.

En cuanto a los daños materiales ocasionados con motivo del accidente, además del vehículo que se salió de la vía y que sufrió múltiples daños en el bloque motor, resultó también dañado un turismo que circulaba en sentido contrario, al cual le cayeron los dos báculos de la farola.

Por otro lado, una dotación de los bomberos municipales tuvo que desplazarse hasta el lugar del siniestro para limpiar la calzada, ya que, debido a la colisión, se había derramado en uno de los carriles de circulación gran cantidad de aceite de motor. Por último, la Policía Local de Castellón procedió al corte de la ronda Norte a su paso por el río seco sentido Grao durante más de una hora mientras se retiraba de la vía el vehículo accidentado y la farola de alumbrado público.