Las Provincias

Un choque entre un autobús y un camión causa 34 heridos en Benicàssim

Los dos vehículos que colisionaron en el accidente ocurrido en Benicàssim. :: consorcio de bomberos de castellón
Los dos vehículos que colisionaron en el accidente ocurrido en Benicàssim. :: consorcio de bomberos de castellón
  • Los vehículos colisionaron por alcance cuando llovía con gran intensidad y el accidente obligó a cortar la AP-7 en sentido hacia Valencia

Un accidente entre un camión y un autobús dejó ayer 34 heridos, uno de ellos en estado grave, en la AP-7 a la altura del municipio castellonense de Benicàssim cuando ambos vehículos circulaban en sentido hacia Valencia. El siniestro se produjo sobre las seis y media de la tarde en el punto kilométrico 418,500 de la autopista de peaje, cuando un camión que transportaba cerveza chocó por alcance contra un autobús que trasladaba a un grupo de turistas de nacionalidad china hasta el aeropuerto de Valencia. Tras la colisión, el autobús cayó por un terraplén pero no llegó a volcar. Esto evitó lesiones más graves a las personas que resultaron heridas.

Varias patrullas de la Guardia Civil de Tráfico de Castellón, equipos de bomberos y ambulancias se trasladaron con urgencia al lugar para prestar auxilio a las víctimas. Según informaron fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias, el herido grave fue trasladado en un helicóptero medicalizado al Hospital General de Castellón, mientras que otras ocho personas recibieron atención médica urgente en el Hospital Provincial de Castellón.

Los otros pasajeros del autobús sufrieron lesiones leves y fueron asistidos por los sanitarios en el lugar del accidente. Otro autobús se trasladó a Benicàssim para trasladar a estas personas al Hospital General, donde fueron reconocidas en el servicio de urgencias.

Dos dotaciones del parque de bomberos de la Plana Alta del Consorcio Provincial y otra del Ayuntamiento de Castellón se movilizaron con urgencia para colaborar con la Guardia Civil de Tráfico y los sanitarios en la evacuación de los heridos. Los bomberos también revisaron los dos vehículos siniestrados para descartar que hubiera alguna persona atrapada. El accidente obligó a cortar el tráfico en la AP-7 en sentido hacia Valencia mientras las víctimas recibían atención médica en la calzada y las grúas retiraban el camión y el autobús.

La Guardia Civil de Tráfico desvió la circulación por la salida de Oropesa. Un gran número de coches y camiones quedaron atrapados durante una hora en un gran atasco en la autopista. Estos conductores salieron de la AP-7 en Oropesa tras circular varios kilómetros en sentido contrario con la autorización de los agentes.

Cuando el camión chocó contra la parte trasera del autobús estaba lloviendo con gran intensidad. Un equipo de atestados de la Guardia Civil de Tráfico se desplazó al lugar para hacerse cargo de las investigaciones del accidente. Los agentes inspeccionaron de forma minuciosa los dos vehículos implicados y la calzada.