Las Provincias

Cae una banda que robó en cinco chalets cerca de Valencia en julio y agosto

  • Han sido detenidas cinco personas, una mujer y cuatro hombres, de entre 24 y 32 años, de origen español

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo dedicado a los robos con fuerza en chalets mediante el método del escalo en poblaciones limítrofes a Valencia. Han sido detenidas cinco personas, una mujer y cuatro hombres, de entre 24 y 32 años, de origen español, mayoritariamente como presuntas autoras de los delitos de robo con fuerza y contra la salud pública. Se han esclarecido cinco robos con fuerza cometidos en los meses de julio y agosto en chalets de localidades limítrofes a Valencia, en donde se apoderaban de joyas y efectos de valor, que ascendían a unos 12.000 euros.

Los policías realizaron un registro domiciliario en donde intervinieron varias piezas de oro y bisutería, ocho relojes, un arma corta de aire comprimido, tres machetes, dos juegos de palos de golf, así como tres coches en los que intervinieron una placa de, al parecer, hachís con un peso de unos 88 gramos, diversas joyas, relojes, tres ordenadores, seis teléfonos móviles, diversos aparatos tecnológicos y efectos utilizados para la comisión de robos.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de agosto al tener conocimiento los policías que un hombre había vendido tres lotes de joyas, al parecer procedentes de robos, por los que había percibido 2.768 euros, motivo por el que fueron intervenidos. Durante las investigaciones, los agentes averiguaron que la mayoría de las joyas intervenidas procedían de un robo en un chalet de Rocafort.

Continuando con las investigaciones, los policías averiguaron la identidad del sospechoso que había sido identificado en Pontevedra junto a otros cuatro hombres en un coche en cuyo maletero encontraron varios ordenadores, cámaras fotográficas, joyas y relojes que fueron intervenidos y que más tarde averiguaron que la mayoría procedían de robos cometidos en chalets de localidades limítrofes a Valencia durante los meses de julio y agosto. Los objetos una vez reconocidos por sus propietarios les fueron entregados.

Los policías averiguaron que se trataba de un grupo organizado formado por un hombre que residía en una localidad próxima a Valencia que junto con tres ciudadanos gallegos que se habían desplazado hasta Valencia para llevar a cabo los robos con fuerza en chalets de localidades limítrofes a Valencia, la mayoría de ellos mediante escalo.

Los efectos procedentes de los robos eran vendidos, las joyas en casas de compra-venta de oro de Valencia, los relojes y aparatos de tecnología de mayor valor a un perista, mientras que los de menor valor eran trasladados a Pontevedra para su venta.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes detuvieron a los sospechosos e intervinieron tres coches y realizaron un registro domiciliario. La mayoría de los efectos recuperados fueron entregados a sus propietarios.

La operación ha sido desarrollada por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valencia y de Pontevedra. Se continúan las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos. Los detenidos, con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.