Las Provincias

Cuatro detenidos por robar a ancianos cuando salían de los bancos en Valencia

  • Preparaban los asaltos con minuciosidad y estudiaban previamente a sus víctimas

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas de origen colombiano y guatemalteco especializados en hurtar al descuido a personas de avanzada edad tras seguirlas a la salida de las entidades bancarias en las que acababan de sacar el dinero, según han informado fuentes policiales.

A los detenidos se les imputan tres hurtos menos graves, un hurto leve, una estafa y pertenencia a grupo criminal. Preparaban los asaltos con minuciosidad y estudiaban previamente a sus víctimas, personas mayores que acababan de realizar extracciones de dinero. En el momento de la detención se encontraban en las inmediaciones de una entidad bancaria del centro de Valencia, vigilando a una mujer mayor que estaba realizando un reintegro de dinero en el interior.

Las investigaciones se iniciaron a mediados de junio cuando los policías tuvieron conocimiento de un hurto al descuido en Valencia cometido a una persona de avanzada edad, que se dirigía a su domicilio después de realizar una operación en una sucursal bancaria.

Los policías descubrieron que se habían producido tres hechos más de similares características, donde sus víctimas, personas mayores, después de realizar alguna gestión en el banco y cuando se dirigían a sus domicilios les habían hurtado el dinero en efectivo y las cartillas.

En uno de los hechos después de sustraerle la cartilla realizaron dos extracciones de dinero en dos cajeros de distintas entidades bancarias por un total de 700 euros. En otro hecho, le sustrajeron 1.500 euros a una mujer de 91 años cuando al acceder al ascensor del edificio de su domicilio se colaron tras ellos dos mujeres y le rajaron la bolsa que colgaba de su andador donde llevaba la cartilla bancaria, su documentación y los 1.500 euros que acababa sacar del banco.

Los agentes lograron averiguar que los sospechosos eran un grupo con reparto específico de funciones; en los que los hombres eran los encargados de "captar" a las víctimas en el interior de los bancos, mientras que las dos mujeres del grupo eran las encargadas de la sustracción material del dinero, empleando para ellos gran habilidad "picando" en los bolsillos o bolsos, o cortando o rajando los mismos para poder acceder al dinero allí guardado, según las mismas fuentes.

Los investigadores localizaron al grupo el viernes en las inmediaciones de una entidad bancaria del centro de Valencia; donde los hombres del grupo ya habían "marcado" a una víctima, una mujer mayor que estaba realizando una extracción de dinero. Los policías tras las averiguaciones pertinentes los detuvieron como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, hurto y estafa.

Hasta el momento los policías les imputan tres hurtos menos graves, un hurto leve, una estafa y pertenencia a grupo criminal. El grupo se habría apoderado de 2.900 euros. En el momento de su detención portaban 1.130 euros, una cuchilla de un cutter, un sombrero reversible y dos gorras. Los detenidos, tres de ellos con antecedentes los varones, han pasado a disposición judicial.