Las Provincias

Los bomberos sofocan el fuego en el interior de la nave. :: LP
Los bomberos sofocan el fuego en el interior de la nave. :: LP

Cinco heridos por la explosión de una caldera en una fábrica de Albal

  • El techo de la nave en la que se inició el fuego se derrumbó casi en su totalidad cuando las víctimas estaban almorzando

Cinco trabajadores de la empresa Tableros Hermo de Albal, ubicada en la partida dels Cahuets, resultaron ayer heridos por quemaduras e inhalación de humo tras la explosión de la caldera de la fábrica de madera. Las víctimas tuvieron que ser trasladadas en varias ambulancias a la unidad de quemados de La Fe, uno de ellos de gravedad.

El siniestro ocurrió sobre las diez de la mañana, cuando la mitad de la plantilla se encontraba almorzando en el interior de la nave de 600 metros cuadrados. El resto de trabajadores se fueron a un establecimiento cercano y otros se quedaron en la puerta de las instalaciones, como suelen hacer a diario.

La explosión ocurrió de forma repentina y tras el ruido entraron los trabajadores para ver que había sucedido. Los obreros ayudaron a los compañeros que estaban en el interior en aquellos momentos, tres hombres y dos mujeres, a salir de la nave que comenzó a arder por la gran cantidad de madera y serrín que había en el interior. Una de las víctimas tuvo que ser rescatada por la cubierta y otras dos salieron por una ventana.

El aviso del incendio llegó a los servicios de emergencias a las 10.06 horas y hasta allí acudieron los bomberos de Silla y Catarroja con una bomba urbana pesada (BUP), así como el sargento y el jefe de parque de Torrent y el oficial de guardia, tal y como han informado desde el Consorcio Provincial de Bomberos. El fuego afectó a tres naves de la misma empresa, sobre todo en la que se produjo la explosión, en la que se encontraban los heridos, que es la que se vio afectada casi en su totalidad y en la que se derrumbó parte de la cubierta. La empresa colindante solo sufrió algunos daños en el techo, sin que las llamas le afectaran. Tras el suceso continuó con su actividad diaria, según informaron fuentes policiales. Los bomberos estuvieron trabajando en el interior de la nave donde se originó el fuego hasta cuatro horas después del aviso, por la cantidad de serrín que había acumulado en el suelo y que había que empapar para evitar un nuevo rebrote de las llamas, según informaron las mismas fuentes.

Tanto la explosión, cuyas causas todavía se desconocen, como el fuego, destrozaron todo lo que había en el interior. Apenas se salvaron algunas de las máquinas que estaban más cerca de la entrada. Uno de los trabajadores se apresuró a retirar los tablones que habían quedado intactos, después de que los bomberos aseguraran la zona. Los destrozos fueron importantes tanto en la infraestructura de la edificación como en el material que la empresa tenía almacenado, con pedidos a punto de servir.

Incendio en Catarroja

El pasado domingo, la rápida intervención de una unidad del Consorcio Provincial de Bomberos, Guardia Civil y Policía Local evitó que el fuego, iniciado en un segundo piso de una finca ubicada en la calle Victoria Costa de Catarroja, se extendiera a las viviendas colindantes.

Tras recibir el aviso, los efectivos policiales llegaron al bloque de viviendas, donde se podía apreciar que las llamas salían por el balcón con virulencia. Los agentes locales procedieron a desalojar a los vecinos del bloque de cinco alturas y el colindante para evitar que se produjeran heridos mientras los bomberos sofocaban el incendio.

Al parecer, el origen de las llamas fue un electrodoméstico que se encontraba en el balcón de la vivienda y que se apagó rápidamente sin que hubieran que lamentarse daños mayores ni heridos de ningún tipo, más que la alarma en el vecindario por el humo y el fuego.