Las Provincias

La policía caza dos vehículos implicados en una carrera ilegal

  • Se produjo en los alrededores de un conocido centro comercial de la CV-35

La rápida actuación de los agentes de la Policía Local de Valencia consiguió en la madrugada de ayer paralizar lo que, al parecer, era una carrera ilegal entre varios potentes vehículos que puso en riesgo no sólo la vida de sus conductores, sino la del resto de usuarios de la vía pública. La operación se saldó con dos implicados denunciados por quebrantar un sinfín de normas previstas en la Ley de Seguridad Vial.

Pasaban de la una de la madrugada de ayer cuando un vecino alertó a la Policía. En los alrededores de un conocido centro comercial de la CV-35, a la altura de la localidad de Paterna, se estaba llevando a cabo una importante concentración de motocicletas y turismo, buena parte de ellos 'tuneados', que tenían previsto, supuestamente, dirigirse a la ciudad de Valencia para organizar carreras clandestinas por las principales arterias.

El aviso de este residente puso en alerta a la Policía Local de la capital. En un primer momento, los agentes detectaron que al menos dos motocicletas podrían estar participando en esta supuesta competición sin permiso en la Ronda Norte de la capital, aunque la presencia policial sirvió de disuasión para los dos pilotos.

Sin embargo, algo más tarde, los agentes detectaron a varios vehículos también, al parecer, participando en una carrera por el Bulevar Sur. En esta ocasión, la Policía Local si pudo interceptarlos y, al menos a dos de ellos, denunciarles por infringir la normativa de seguridad vial.

Una de las últimas carreras de este tipo se saldó con la vida de una persona. Ocurrió el pasado 26 de agosto en Gandia, cuando dos conductores franceses circulaban en contra dirección en una especie de competición y chocaron contra un motorista que perdió la vida.