Las Provincias

fotogalería

Ramas caídas por la tormenta. :: irene marsilla

Una tromba de agua causa dos heridos e inunda la Politécnica

  • La tormenta deja 50 litros por metro cuadrado en Valencia en sólo media hora y anega calles, bajos y túneles de la ciudad

Las previsiones de lluvia sobre la Comunitat se cumplieron. Las precipitaciones llegaron ayer con más fuerza de la esperada, especialmente en la ciudad de Valencia y su área metropolitana. El paso de una tormenta de intensidad muy fuerte hasta 50 litros por metro cuadrado en Valencia en sólo media hora, causó heridas a dos mujeres e inundó numerosas calles, túneles y bajos de la ciudad, además de instalaciones universitarias del Politécnico.

Desde las seis de la tarde, un frente nuboso cargado de lluvia y aparato eléctrico barrió el centro de la Comunitat de oeste a este. Comenzó a llover con fuerza en Requena y Ayora y, posteriormente, las tormentas se extendieron con rayos y granizo por todo el interior. En algunos puntos de La Ribera la lluvia se transformó en piedra.

Pero fue en la ciudad de Valencia donde se produjeron los incidentes más graves. Según fuentes de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), el la zona de Campus de Vera se midieron 52 litros por metro cuadrado en poco más de media hora. Se inundaron un buen número de calles y avenidas de la zona de la Malvarrosa y el campus de Tarongers. En Blasco Ibáñez, por ejemplo, se registraron 38 litros por metro cuadrado, en Viveros 30 y en Manises, 12. La intensidad de la lluvia fue muy fuerte y estuvo acompañada de rachas de viento de hasta 73 kilómetros por hora.

Uno de los mayores sustos se lo llevaron dos mujeres que resultaron heridas por la caída de un árbol en Primado Reig. Ambas fueron auxiliadas por la Policía Nacional. Una de ellas fue evacuada al Hospital Clínico y otra, asistida en el lugar con rasguños. Su estado no es grave.

Los bomberos de Valencia fueron activados por una treintena de emergencias, principalmente achiques y caídas de árboles y ramas. Los puntos más críticos fueron los accesos y aparcamientos a las zonas universitarias de Tarongers y el Politécnico. Allí aulas, pasillos y oficinas del quedaron anegadas por cinco centímetros de agua en el aparcamiento, Telecomunicaciones, Bellas Artes y Deportes. Muchos alumnos quedaron atrapados y tuvieron que esperar a que el nivel del agua descendiera. En la Ciudad de la Justicia también hubo inundaciones en el juzgado de guardia y una caída del sistema informático.

El túnel de salida desde Valencia hacia la V-21 por la avenida de Catalunya se inundó y un pequeño tornado en El Saler levantó sillas, persianas y fragmentos de paredes. También hubo desprendimientos en el centro comercial Aqua e inundaciones en el parking de El Saler, además de cortes de luz y teléfono.

Los problemas por la gigantesca tromba alcanzaron al aeropuerto de Manises. Un vuelo procedente de Rumanía tuvo que retrasar 15 minutos su aterrizaje con maniobras de espera mientras la tromba amainaba.