Las Provincias

Juzgado por agredir sexualmente a una mujer a la que ofreció trabajo a cambio de relaciones

  • El acusado proponía un puesto de secretaria a una persona «liberada» por 4.000 euros mensuales

El fiscal pide seis años de prisión a un hombre al que acusa de agredir sexualmente a una mujer a la que, según el ministerio público, había ofrecido trabajo como secretaria a cambio de mantener relaciones sexuales cuando él lo solicitara. La vista se ha celebrado este miércoles en la sección tercera de la Audiencia de Alicante, donde el acusado ha negado los hechos y ha dicho que fue un intermediario para colocar el anuncio en una página web. En la propaganda se hacía constar que la retribución sería de 3.000 a 4.000 euros y que se buscaban personas "liberadas".

El acusado, que está cumpliendo prisión preventiva por un delito contra la libertad sexual, ha negado tener ninguna relación con los hechos de los que se le acusa. Su defensa pide la libre absolución.

Según la calificación del fiscal, los hechos ocurrieron a finales de julio de 2014 cuando el acusado puso un anuncio en una web ofertando un empleo para trabajar en Alicante como secretaria, con una retribución de 3.000 a 4.000 euros, precisando que se requería personas liberadas. Al anuncio respondió la víctima "debido a la mala situción personal y económica que atravesaba".

El 31 de julio, el acusado y la mujer quedaron en un centro comercial para que ella le entregara documentación que le había solicitado para formalizar el contrato, momento en el que le trasladó que el puesto era de secretaria personal y que entre las condiciones se encontraba mantener relaciones sexuales con él cuando lo solicitara.

Días más tarde, quedaron de nuevo en el centro comercial y, posteriormente, abusó de ella tras amenazarla con un cuchillo. Sin embargo, el acusado ha afirmado en la vista que él era un "intermediario" y que realizaba las entrevistas. Según su versión, recibió "muchas solicitudes" y ha negado haber quedado con la denunciante en julio en el centro comercial, tal y como ha mantenido ella durante la vista.

El acusado, a preguntas de su abogado, ha respondido que "nunca" ha mantenido relaciones sexuales no consentidas, ni ha estado "nunca" con la denunciante ni se ha citado con nadie en las cercanías del centro comercial ni la ha agredido sexualmente ni amenazado con un cuchillo.

Por su parte, la denunciante ha declarado que el acusado le indicó que su "obligación" era estar en el centro comercial por si aparecía y que de esta manera mantuvo una decena de encuentros con él, siempre llevando ella el coche, en los que tenían relaciones.

En una de estas citas, el día 13 de agosto, le dio instrucciones para conducir hasta la zona de Ciudad de la Luz, donde la amenazó con un cuchillo en el costado y la hizo salir del coche para tener relaciones. Cuando volvieron al centro comercial, ha seguido relatando, ella fue a por un refresco y cuando regresó el procesado había desaparecido.

«Intimidada y acosada»

Asimismo, ha manifestado que se sentía "intimidada" y "acosada" porque una vez que el acusado, que contaba con todos sus datos personales --DNI, dirección-- que le proporcionó tras la primera entrevista laboral y conoció que se estaba separando y que buscaba trabajo "de manera desesperada", la amenazó con que iba a contar a su familia la situación y que le iban a quitar la custodia de su hija si no accedía a sus deseos.

La denunciante ha aclarado que no puso la demanda inmediatamente porque le dio "vergüenza" lo sucedido y haberse sentido víctima de una estafa. "Hizo conmigo lo que le dio la gana en todos los sentidos", ha asegurado. Además, ha añadido que reconoció al acusado en la prensa cuando le apresaron por otro delito similar y ha expresado sus sospechas de que pueda haber más mujeres a las que también les haya ocurrido lo mismo.