Las Provincias

Denuncian el botellón en la cubierta de un edificio de apartamentos

  • Los hechos ocurridos en la calle San Ramón se han convertido en algo frecuente

La coordinadora vecinal de Ciutat Vella de Valencia denunció ayer la celebración de un botellón en el centro de Valencia, algo frecuente pero que en esta ocasión ha provocado una denuncia ante la Policía Local dado que se hizo en la cubierta de un edificio de la calle San Ramón, en el centro histórico.

Según fuentes de la asociación la Boatella, «extranjeros alojados en un bloque de apartamentos turísticos practicaron botellón en los tejados, tras cometer un presunto delito de allanamiento de morada al acceder por la terraza de la vivienda colindante».

La denuncia adjunta fotografías de un grupo de jóvenes en la cubierta. «Alarmados los vecinos llamaron a la Policía Local, que al llegar al bloque turístico (11 apartamentos), no pudieron identificarlos al no abrirles las puertas a los agentes».

Después, el mismo grupo y otras personas «continuaron consumiendo bebidas alcohólicas frente a la puerta de su alojamiento, junto al refugio de la Calle Alta, motivando una nueva intervención de la Policía Local».

La situación fue puesta como ejemplo por la asociación del perjuicio que supone para los vecinos el descontrol de un sector turístico que ha eclosionado en Valencia durante los últimos años. La coordinadora de Ciutat Vella ha recogido firmas durante todo el verano para que se prohíba el uso compartido de fincas entre vecinos y apartamentos.

Sobre este caso señalaron que en «este bloque de apartamentos turísticos ya constan reiteradas denuncias e intervenciones de la Policía Local por todos los escándalos que imposibilitan el derecho no solo al descanso sino también a la seguridad personal».

La vecina de la vivienda por la que treparon los jóvenes a la cubierta ha tenido que trasladar a «su madre a otra vivienda, vive angustiada con tranquilizantes el miedo a salir a su propia terraza, cerrando puertas y ventanas».