Las Provincias

El viento arrastra 300 metros a un kitesurfista en Dénia

  • El deportista de 47 años practicaba la actividad con amigos y sufrió heridas en la cabeza, golpes y la rotura de una pierna

  • El hombre pasó por encima de un edificio de cinco alturas de Les Marines de Dénia antes de caer en un chalé

Un hombre de 47 años fue arrastrado ayer por el viento mientras practicaba kitesurf en la zona de Les Marines de Dénia (Alicante) y, tras pasar por encima de un edificio de cinco alturas, recorrió más de 300 metros hacia el interior y fue a parar al tejado de un chalé, según indicaron a este diario fuentes del cuerpo de bomberos de la localidad.

A consecuencia de la caída, inicialmente en el tejado de la vivienda y, de ahí, a otros dos tejados de menor altura, el hombre sufrió una herida profunda en la cabeza, múltiples traumatismos y se rompió una pierna. Después de ser rescatado por los bomberos, un SAMU le atendió y lo llevó hasta el Hospital de Dénia.

Según las mismas fuentes, el accidente se produjo a primera hora de la tarde mientras el hombre practicaba kitesurf junto con un grupo de amigos con bastante experiencia en este deporte.

Al parecer, el fuerte viento racheado registrado ayer hizo que perdiera el control de la cometa y lo elevó por encima de un edificio de cinco alturas, según constataron múltiples testigos, para después lanzarlo 300 metros hacia el interior, hasta aterrizar en el tejado de una vivienda de tres alturas y pasar de un tejado al otro y, de ahí, al siguiente, donde ya pudo ser atendido.

Este fue el siniestro de mayor gravedad registrado ayer a causa del viento, que también derribó árboles en enclaves como el Jardín del Turia, en Valencia, y obligó a los bomberos a realizar cerca de un centenar de servicios relacionados con caída de ramas y arbolado, paneles y otros elementos que presentaban riesgo de caída, así como saneamiento de fachadas.

Rachas de hasta 129km/h

El viento sopló con fuerza a lo largo del día en toda la Comunitat Valenciana, con rachas que han alcanzado los 129 kilómetros por hora en Font de la Figuera, 126 en Agres y 102 kilómetros por hora tanto en Fontanars como en Chelva, según informó la Associació Valenciana de Meteorologia (Avamet).

Desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) explican que las rachas de viento registradas por la tarde en las tres provincias estaban relacionadas con el paso de una banda de precipitación débil, sin rayos, que iba acompañada de viento racheado y de un descenso térmico de unos siete grados. Al pasar esta banda de lluvia, el viento racheado cesaba y la temperatura subía, aunque quedaba por debajo de los valores previos, con un descenso muy notable respecto a días anteriores.