Las Provincias

Un ciudadano chino recibe siete cuchilladas por un ajuste de cuentas

Policías, en un control en el polígono industrial de Manises. :: J. peiró
Policías, en un control en el polígono industrial de Manises. :: J. peiró
  • La víctima fue atacada en un establecimiento del polígono industrial de Manises y la Policía Nacional busca a los autores de la agresión

Un ajuste de cuentas parece ser la causa de la brutal agresión a un ciudadano chino ocurrida el viernes en Manises. La víctima fue hospitalizada después de sufrir numerosas cuchilladas por parte de una o varias personas a las que ahora trata de localizar la Policía Nacional. Al cierre de esta edición, no se habían producido detenciones, como confirmó la Jefatura Superior.

Los hechos se produjeron en la madrugada del pasado viernes. Fue a las dos de la madrugada, a la salida de un bar en la avenida de los Arcos, en el polígono industrial de Manises. Se trata de una zona de la población de l'Horta en la que un gran número de ciudadanos de esta nacionalidad han fijado en los últimos años sus negocios de moda, artículos de electrónica o suministros de tiendas multiprecio.

Se ignora si fue una o varias las personas que participaron en la agresión. Lo cierto es que el propietario del local acabó con siete heridas de arma blanca repartidas por las piernas y las nalgas. Hasta el lugar se desplazaron con urgencias varias patrullas de la Policía Nacional, pero a su llegada los autores ya no se encontraban en el lugar. Solicitaron la presencia de una ambulancia que evacuó al herido a un hospital. Los investigadores sospechan que la agresión responde a un ajuste de cuentas por un asunto turbio, pero por el momento no se han producido detenciones.

Asalto en la misma zona

Hace sólo unas semanas, se produjo otro incidente en el polígono industrial de Manises. Unos delincuentes que se hicieron pasar por policías abordaron a una empresaria. Con la excusa de una identificación relacionada con unas investigaciones le arrebataron una importante cantidad de dinero: unos 4.000 euros, como confirmaron fuentes policiales. Por el momento, no hay indicios que señalen que este asalto guarde relación con la agresión al propietario del bar.

En el mes de abril, una joven de nacionalidad china ya fue atacada por un delincuente en su bar de Valencia. El ladrón forzó la máquina tragaperras, se apoderó de la recaudación y atacó a la propietaria con un hacha. La víctima, de 26 años, quedó en coma y ahora sufre severas secuelas. El delincuente está ya en prisión provisional, imputado por esta agresión y el homicidio a golpes de un indigente en la huerta de Campanar.

Un intento de robo acabó, en marzo del año pasado, con dos ciudadanos chinos acuchillados junto a la falla de Convento Jerusalén-Matemático Marzal. Según los testigos, los autores de la agresión fueron un grupo de jóvenes de entre 20 y 25 años «que iban buscando camorra». Las víctimas, con vínculos familiares, se encontraban en un comercio de alimentación asiática.