Las Provincias

Condenados a tres meses de cárcel por maltratar a caballos y perros

  • La policía encontró seis equinos y un asno en estado de desnutrición sin agua ni comida disponible en una finca de uno de los procesados

Dos hombres han sido condenados por sendos juzgados por un delito de maltrato de animales domésticos. En un caso, caballos. En otro, perros. En ambos supuestos falleció alguno de los ejemplares por la falta de cuidados. Los dos procesados llegaron a un acuerdo con la fiscalía y aceptaron penas de tres meses y un día de cárcel. No ingresarán en prisión al carecer de antecedentes penales.

El caso de los equinos se produjo en la localidad de Montserrat. Las fotos del hallazgo de los animales en tan deficiente estado obtuvieron difusión nacional. El acusado tenía una parcela en la que criaba estos ejemplares desde 2009. La policía acudió al lugar en numerosas ocasiones ante las condiciones en las que malvivían los caballos. De hecho, algunos de ellos fallecieron, aunque se desconocían con exactitud las causas, según precisó el escrito de acusación de la fiscalía.

La intervención de los agentes fue constante. A mediados de 2013, durante una inspección, se localizó un caballo agonizando en las instalaciones. Dos meses más tarde moría otro ejemplar que ese día -el de la visita de los policías- estaba en perfecto estado. En septiembre, durante otra revisión del lugar por parte de veterinarios de la Conselleria se encontraron seis caballos y un asno en avanzado estado de desnutrición. No tenían ni agua ni comida por responsabilidad directa del acusado, quien no proporcionó los «más elementales cuidados». Uno de estos animales pereció.

El otro caso de maltrato animal tiene como protagonista a tres perros. El acusado tenía un chalé en Albalat dels Tarongers. Durante todo el verano de 2012, el propietario se desentendió de los animales. Los dejó en la parcela sin posibilidad de salir. El terreno estaba vallado. Prescindió de cualquier cuidado y de la alimentación de los canes.

Un vecino alertó a los agentes de la situación. La policía local no tardó en presentarse en el lugar. Los agentes hallaron dos perros muertos por falta de alimento. Un tercero agonizaba por el mismo motivo. La protectora SOS Sagunto prestó las primeras atenciones al can, pero murió al día siguiente. No pudo superar la fuerte anemia que padecía. Además, tenía multitud de pulgas y garrapatas por todo el cuerpo.

El condenado también se comprometió a pagar los gastos de incineración de los animales que ascendieron a 150 euros y fueron abonados por el Ayuntamiento. La semana pasada se conocía un caso similar. En ese supuesto, un hombre era condenado a una multa de 90 euros por no cuidar a sus perros.