Las Provincias

Una mujer, detenida tras matar a su hijo de cinco años en Valencia

vídeo

Un joven sube las escaleras frente a la vivienda en la que apareció el cuerpo sin vida del niño. / Foto: Jesús Signes | Vídeo: Atlas

  • Los primeros indicios apuntan a que la madre asfixió al pequeño en ausencia del padre y luego se autolesionó

La jornada de reflexión en Almàssera se vio ayer truncada por el horror. Un menor de 5 años residente en el municipio falleció después de ser asfixiado, presuntamente a manos de su propia madre, en un acto que nadie podía explicar. La mujer presentaba lesiones muy leves en lo que parece ser un intento de suicidio. La Guardia Civil actuó con rapidez y detuvo a la madre como sospechosa de la muerte, a la espera de lo que determine la autopsia o posteriores indagaciones.

"¿Pero cómo ha podido pasar", "¿es posible que una madre haga algo así?", "¿en qué cabeza cabe esto?"... Las preguntas de desconcierto reinaban en la plaza del ayuntamento a escasos metros del lugar del crimen. El móvil del homicidio era ayer un misterio. Algunos vecinos se refirieron a "problemas de depresión" de la mujer, una nicaragüense de 37 años. Pero no ha trascendido si esa posible enfermedad estaba diagnosticada.

Todo sucedió sobre la una de la tarde, en el número 8 de la calle Virgen de los Desamparados. La finca está situada en pleno corazón del municipio, al lado de la plaza del Ayuntamiento y del retén de la Policía Local. Según el testimonio coincidente de varios vecinos, fue el hombre, Rafael Roig, de unos 70 años, el que se topó de bruces con la desgracia. 'Rafel', como le conocen en el pueblo, entró en el domicilio y allí descubrió lo sucedido. Sacó al niño inconsciente y pidió ayuda. Pero ya era demasiado tarde. Poco después, los médicos del centro de salud confirmaron los peores presagios. Estaba sin vida.

En pocos minutos, la casa se llenó de policías y guardias civiles. Odil M. M. dijo que había ingerido varias pastillas y estaba aturdida. Una ambulancia del SAMU evacuó a la sudamericana al Hospital Clínico y luego se descartó la presencia de tóxicos en su organismo. Poco después, recibió el alta y fue arrestada por la Guardia Civil.

Agentes del Grupo de Homicidios de la Comandancia de Valencia se desplazaron al lugar por las extrañas circunstancias que rodeaban al caso. También lo hicieron especialistas de Criminalística de la Benemérita y una comisión del juzgado de guardia de Monacada.

Los indicios hallados en el lugar y un primer análisis forense del cuerpo del menor hacen sospechar en la asfixia como causa más probable de la muerte. La autopsia lo confirmará y revelará también si antes de esa supuesta acción homicida la madre suministró medicamentos a su hijo. El juez encargado del caso ha decretado el secreto de sumario y la entrada a la casa ha precintada por la Benemérita.