Las Provincias

Detenidas tres personas cuando transportaban cocaína en bocadillos de chorizo

Droga en los bocadillos.
Droga en los bocadillos.
  • Los arrestados pretendían trasladar el estupefaciente por carretera hasta Francia en el interior de una nevera portátil

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres narcotraficantes cuando transportaban cocaína oculta en bocadillos de chorizo. Los arrestados fueron interceptados en un control policial tras cometer una infracción de tráfico en Zaragoza. Según informa la Policía en un comunicado, pretendían transportar el estupefaciente por carretera hasta Francia en el interior de una nevera portátil. En el marco de esta operación se han incautado casi dos kilos de cocaína, más de 420 gramos de marihuana, 2.700 euros en efectivo y una pistola de aire comprimido.

Las investigaciones se iniciaron a principios del mes de septiembre del pasado año, cuando el servicio de urgencias sanitarias de un centro hospitalario de Zaragoza avisó a la Policía Nacional de la presencia de un varón que presentaba una herida por arma de fuego. Las primeras pesquisas permitieron comprobar que la víctima pertenecía a un grupo de narcos y que, tras un desacuerdo entre las partes, la discusión se había resuelto con el uso de un arma de fuego como medio para la obtención del estupefaciente.

Tras varias indagaciones, los agentes procedieron a la detención de la víctima y de un conocido de ésta que se había hecho cargo de la custodia de un paquete y de un bote con aproximadamente 1.800 gramos de cocaína. Días después los agentes arrestaron en Sevilla al presunto autor del disparo. Los investigadores continuaron con sus pesquisas con el objeto de determinar el origen de la sustancia estupefaciente, la identificación del resto de los miembros del grupo criminal y su modus operandi.

Las investigaciones permitieron a los agentes identificar al cabecilla de la organización y averiguar que junto con su mujer y otro miembro de la trama, tenían previsto transportar droga hasta Francia. Una vez obtenida esta información, se estableció un dispositivo para interceptar el transporte del estupefaciente y detener a sus responsables.

Finalmente, los tres investigados fueron sorprendidos por un control policial establecido en una calle de Zaragoza. Ante la presencia de los agentes realizaron una maniobra evasiva con su vehículo, efectuando un giro prohibido para cambiar el sentido de la marcha. Esa maniobra alertó a los policías que interceptaron el coche y tras su registro detuvieron a sus tres ocupantes. Los agentes localizaron en el interior del automóvil una nevera portátil con dos bocadillos de chorizo que contenían un total de 150 gramos de cocaína. En los registros domiciliarios posteriores se intervinieron también más de 420 gramos de marihuana, diversos útiles para la manipulación de la droga, dinero en efectivo y una pistola.