Las Provincias

Una joven muere al confundirse en el acceso a las urgencias de Bellvitge

  • Los usuarios y vecinos de L'Hospitalet han denunciado la deficiente señalización de la ubicación del nuevo servicio

Una joven de 26 años falleció el pasado mes de noviembre después de llegar tarde a las urgencias del Hospital de Bellvitge, recientemente estrenadas. Los usuarios y vecinos de L'Hospitalet han denunciado la deficiente señalización de la ubicación del nuevo servicio y reclaman que en las antiguas instalaciones se ubique una ambulancia medicalizada para poder atender casos urgentes.

Los hechos sucedieron el pasado 7 de noviembre, aunque se han dado a conocer ahora, cuando una familia de El Prat llevó a su hija a las urgencias de Bellvitge afectada por una crisis alérgica. El vocal de la Federación de Asociaciones de Vecinos de L'Hospitalet (FAVL'H), Miguel Mansergas, explica que "la familia se dirigió primero a las antiguas urgencias (en los bajos del edificio principal), que estaban cerradas y desde allí tuvieron que desplazarse a las nuevas, retrasando la atención de la enferma en unas circunstancias en las que la premura en la atención es básica".

Fuentes de la dirección del Hospital de Bellvitge han informado de que a raíz del cambio de la ubicación del servicio, el pasado 1 de noviembre, se instalaron carteles informativos indicando el traslado del servicio. En la puerta de urgencias se instaló un croquis que dibujaba el camino que los usuarios deben hacer para llegar a las nuevas instalaciones, cubriendo un trayecto de unos 10 minutos a pie, ya que hay que rodear todo el recinto sanitario. La pasada semana, y después de las denuncias vecinales, la dirección del centro colocó carteles indicadores en las rotondas de acceso al centro sanitario.

La dirección del hospital ha explicado que la paciente llegó el día 7 de noviembre a las 23 horas en estado "muy crítico" y fue atendida "inmediatamente" en el box de pacientes críticos por un equipo médico especializado y con el material necesario, incluido un desfibrilador. Aquella misma noche la paciente fue trasladada a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), "donde recibió la atención sanitaria oportuna, aunque desgraciadamente no se pudo evitar su muerte", explica la dirección.

A petición de la familia, la Direcció General d'Ordenació i Regulació Sanitàries del Departament de Salut, responsable del control, la evaluación y la inspección de los recursos sanitarios, se ha puesto en contacto con ellos para facilitarles información detallada sobre el caso y las actuaciones que se llevaron a cabo.