Las Provincias

Desmantelan un laboratorio de 'speed' en Ermua

  • La Ertzaintza ha detenido al narcotraficante que lo dirigía, un hombre de 40 años

La Ertzaintza ha desmantelado un laboratorio clandestino de 'speed' en un garaje ubicado en el casco urbano de Ermua (Bizkaia) y ha detenido al narcotraficante que lo dirigía, un hombre de 40 años que hoy ha ingresado en la cárcel de Basauri por orden judicial.

Según han informado fuentes del departamento vasco de Seguridad, en la operación la Ertzaintza se ha incautado de cuatro kilogramos de "speed" y otras sustancias y utensilios para manipular la droga.

La Policía Autónoma Vasca inició hace tres meses las investigaciones que han permitido desmantelar el laboratorio clandestino con ocasión del arresto de un traficante de drogas en el municipio de Berriz.

Tras quedar en libertad, los ertzainas se percataron de que este individuo movía una importante volumen de droga en las transacciones que efectuaba con camellos de menor entidad, que luego la distribuían en las comarcas del Bajo Deba y del Duranguesado.

Los agentes sospecharon que el individuo disponía de un lugar a modo de laboratorio donde almacenar y manipular la droga.

La vigilancia establecida confirmó las sospechas y los agentes procedieron ayer a la detención del presunto traficante, que ha sido trasladado hoy a la prisión de Basauri tras pasar a disposición del juzgado de guardia de Eibar.

Una vez practicado el arresto, los ertzainas registraron el garaje de Ermua y la vivienda del detenido.

En el interior del garaje localizaron cuatro kilogramos de "speed" junto a otros siete kilos de cafeína, sustancia de corte utilizada para la elaboración de la mezcla con el fin de aumentar su volumen y con ello el beneficio económico.

La Ertzaintza también se incautó de tres básculas de precisión, una máquina de envasar al vacío y una gran cantidad envoltorios para su posterior distribución y venta.

Además del "speed", el arrestado traficaba con otras sustancias estupefacientes como cocaína o cristal, que en menor cantidad, también fueron aprehendidas.

La Ertzaintza, sin embargo, no intervino ninguna cantidad de dinero, lo que hace sospechar a los investigadores de una trama de narcotráfico dividida en una parte operativa de distribución y otra económica, no detectada, sobre la que se centran ahora las pesquisas.