Las Provincias

El hermano de Quique Dacosta muere tras sufrir una descarga eléctrica

Quique Dacosta.
Quique Dacosta. / Archivo
  • alicante

  • Cayó al vacío desde una altura de cinco metros en el chalé en construcción en el que trabajaba

Roberto Dacosta Vadillo, hermano del conocido restaurador Quique Dacosta, murió ayer por la tarde en un trágico accidente laboral ocurrido en un chalé en construcción en una urbanización de Xàbia, Alicante. Según las primeras investigaciones de la Guardia Civil, la víctima salió despedida tras sufrir una descarga eléctrica y cayó al vacío desde una altura de unos cinco metros.

Los hechos ocurrieron sobre las 16.30 horas en la urbanización La Corona de Xàbia, cuando Roberto Dacosta estaba colocando unas varillas metálicas en el forjado de hormigón. El trabajador sufrió una fuerte descarga eléctrica al tocar el cableado de una línea de media tensión, con tan mala fortuna, que salió despedido unos metros y se precipitó al vacío desde un andamio.

Los compañeros de obrero accidentado llamaron de inmediato al teléfono de emergencias 112 y acudieron en su auxilio. El Centro de Coordinación de Emergencias movilizó a un equipo médico del SAMU, la Guardia Civil y la Policía Local de Xàbia. Una ambulancia y varias patrullas policiales acudieron con urgencia al edificio en construcción. Pocos minutos después, un médico certificó el fallecimiento del trabajador y dejó el camino libre a los investigadores de la Guardia Civil.

Los agentes inspeccionaron de forma minuciosa el cadáver y la obra. El juez de guardia de Dénia se personó en el lugar para supervisar las primeras investigaciones de la Guardia Civil. El cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Alicante para practicarle la autopsia. Roberto tenía 36 años, estaba casado y era padre de tres hijos.

El prestigioso chef Quique Dacosta recibió la trágica noticia poco después de regresar a España tras un viaje que realizó a Singapur, donde se reunió con otros cocineros de fama internacional. La madre del obrero fallecido y presidenta de la Asociación Pro-Deficientes Psíquicos de la Marina Alta (Aprosdeco), Ana María Vadillo, también fue informada de inmediato del trágico accidente laboral.

(Más información)