Las Provincias

Un niño de 2 años muere a cuchilladas presuntamente a manos de su madre

  • madrid

  • El pequeño estaba atado de pies y manos cuando llegó la Policía, tras recibir aviso de la supuesta agresora de que se iba a tirar por la ventana

  • La mujer intentó suicidarse ingiriendo una gran cantidad de medicamentos

Un niño de dos años ha muerto hoy presuntamente acuchillado por su madre en un piso del distrito madrileño de Usera, tras lo que la mujer ha ingerido una gran cantidad de medicamentos y se encuentra en estado muy grave.

Según han informado la Jefatura Superior de Madrid y Emergencias Madrid, el suceso ha ocurrido pasadas las dos y media de la tarde en un quinto piso del número 9 de la calle Rutilo, cercana a la Caja Mágica.

El 112 ha recibido un aviso porque una mujer amenazaba con tirarse por la ventana, y al llegar los bomberos del Ayuntamiento de Madrid han tenido que abrir la puerta de la vivienda, ya que estaba cerrada y nadie abría, ha precisado Emergencias Madrid. Al entrar han encontrado en el cuarto de baño a un niño de dos años que estaba sobre un cambiador de bebés, con varias heridas de arma blanca por el cuerpo, sobre todo en el tórax, y en parada cardiorrespiratoria. Estaba atado de pies y manos. Los facultativos del Samur han tratado de reanimarlo durante cuarenta minutos, sin éxito.

La madre del niño, una mujer de 41 años, estaba también en el cuarto de baño, en la bañera, con una intoxicación por ingesta de medicamentos. Los médicos la han intubado y a las tres y media de la tarde iban a proceder a su traslado al hospital 12 de Octubre, según la misma fuente.

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía han precisado que cuando los agentes han entrado en la vivienda han encontrado al pequeño atado de pies y manos con una cinta americana, y con numerosas puñaladas. La principal hipótesis es que la mujer ha matado a su hijo, aunque la Policía investiga las circunstancias del crimen, según estas fuentes.

El padre ha sido avisado de inmediato y ha llegado poco después al lugar, donde ha sido atendido por psicólogos de Samur-Protección Civil.