Las Provincias

Queman un barco y hunden otro con mil kilos de hachís para no ser detenidos en Cádiz

  • Un grupo de narcotraficantes trataron de dar esquinazo a la Policía acabando con las embarcaciones en los que transportaban la droga

Agentes de la Guardia Civil de Cádiz y de Vigilancia Aduanera han interceptado en las proximidades de la costa gaditana dos embarcaciones que transportaban unos 1.000 kilos de hachís y cuyos ocupantes, al no poder huir de los agentes, hundieron una de ellas y prendieron fuego a la otra.

En el suceso, que ocurrió en torno a las 17.30 horas de ayer, a unas cinco millas de la costa, han resultado heridos leves tanto los tres ocupantes de la embarcación incendiada, que tuvieron que ser rescatados por los agentes, como el que iba en el barco hundido, según han informado hoy a Efe fuentes cercanas al caso. Los cuatro fueron atendidos en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz y se encuentran detenidos.

Los funcionarios desplazados al lugar lograron sofocar el fuego de la embarcación, que había formado una intensa columna de humo negro visible desde las playas de la capital, lo que hizo que muchos bañistas dieran aviso a los servicios de emergencia. Poco después, la han remolcado hasta Puerto América.

Mientras tanto, un equipo de buzos de la Guardia Civil ha logrado recuperar el hachís hundido junto a la otra embarcación, lo que ha permitido cuantificar el alijo que transportaban los narcotraficantes en unos mil kilos. La actuación se ha enmarcado dentro de una operación antidroga que desembocó en una persecución de la Patrullera del Instituto Armado durante varias millas.